Cómo comenzar una compañía de cosméticos

Escrito por Melinda Gaines | Traducido por Carolina Dellagiovanna

Los cosméticos, de acuerdo con la Food and drug administration (administración de comida y drogas, ACD), son productos destinados a mejorar la piel, el cabello o los dientes, e incluyen el maquillaje, las lociones, las cremas de belleza y las fragancias. A lo largo de los últimos años, las marcas de cosméticos independientes se han vuelto más y más populares y comunes, y los consumidores buscan productos que estén libres de químicos innecesarios, o que puedan ser fácilmente personalizados para ellos. Si estás pensando en comenzar una compañía de cosméticos, hay muchas cosas que puedes hacer para convertirla en una aventura exitosa.

Busca un público objetivo para tu compañía de cosméticos. Por ejemplo, puedes concentrarte en hacer cosméticos para mujeres étnicas, maquillajes que cubran tatuajes o cicatrices, fragancias orgánicas, cosméticos minerales o bálsamo para labios.

Entérate de las guías de la FDA (ACD) que conciernen a la venta, etiquetado y producción de cosméticos, visitando el sitio web oficial, FDA.gov.

Formula y prueba los productos cosméticos en ti mismo, en tu familia, amigos y aquellos que estén dispuestos. Si pruebas en personas que no sean cercanas, considera hacerlas firmar una exención de responsabilidad, en caso de que alguien tenga una reacción alérgica.

Establece los modelos de ventas para tu negocio. Puedes vender tus cosméticos directamente a los consumidores o de negocio a negocio, es decir, venderlos en cantidades a minoristas que luego los vendan a un precio mayor a sus clientes. Si lo prefieres, puedes vender tus cosméticos en escala mayorista y minorista.

Consigue los permisos necesarios en tu ciudad para comenzar un negocio de ventas. Dependiendo de dónde vivas, puede que necesites un número de identificación de empleador, un nombre ficticio certificado (DBA), permiso de reventas o ventas y el regular permiso de impuestos.

Compra un seguro de responsabilidad; esto protegerá tu negocio en el eventual caso de que un comprador tenga una reacción adversa a tus cosméticos y decida tomar acción legal. El seguro generalmente cuesta solo algunos cientos de dólares por año.

Encuentra sitios donde vender tus productos. Las opciones incluyen los puestos en centros comerciales, tiendas de ladrillos y mortero, tu propio comercio en línea o un mercado artesanal, como un Etsy o 1000 Markets.

Compra suplementos al por mayor para tus productos, como colorantes, bases, fragancias, conservantes y botellas. Comprar al por mayor te ahorrará dinero, al contrario de pagar precios minoristas en una tienda de manualidades o de suplementos para pasatiempos.

Desarrolla paquetes y etiquetas atractivos para tus productos. Muchas personas eligen los cosméticos no sólo basados en sus cualidades y calidad, sino también por cómo están presentados.

Únete a una red de productores de cosméticos, como la Independent Cosmetic Manufacturers and Distributors Association (Asociación de manufactureros y productores de cosméticos independientes). Esto te ayudará a conocer proveedores, atenerte a las regulaciones y modas de la industria y a conectarte con potenciales clientes.

Promociona tu compañía de cosméticos. Distribuye muestras a maquilladores locales y envía muestras gratis a publicaciones que cubren productos de belleza; lanza un blog promocional o abre una cuenta en redes sociales para presentar tu compañía a nuevas personas.

Créditos de las fotos