Cómo comenzar un negocio de carreras de caballo

Escrito por Nicholas Pell | Traducido por Ana María Guevara

Los aficionados de las carreras de purasangres pueden estar interesados en participar ellos mismos. Para hacerlo necesitas comenzar un negocio de carreras de caballo. Los requisitos específicos varían de un estado al otro. Sin embargo, existen algunas guías generales que se aplican en todo el país. Recuerda que las carreras de caballos es una industria muy regulada y que siempre debes estar en conformidad con la ley.

Obtén una sede. Los caballos requieren mucho espacio e instalaciones especiales. Una compañía comenzando un negocio de carreras de caballos necesitará entre 50 y 100 acres para operar (202 a 404 metros cuadrados). Es mejor tener un espacio más grande, pero este es el mínimo para comenzar.

Obtén una licencia. Puedes obtener tu licencia de la comisión estatal de carreras. Los requisitos específicos varían de un estado al otro. Generalmente, debes entregar una solicitud junto con tus huellas digitales y una fotografía, así como una cota de procesamiento. Necesitas una licencia en cada estado en el que planeas organizar carreras de caballos.

Únete a la Asociación Nacional de Carreras de Purasangres. Esta es la organización de negocios de carreras de caballos de Estados Unidos. Te permitirá hacer contactos valiosos y le dará una legitimidad extra a tu negocio.

Compra y cría caballos. Puedes comprar caballos de otras compañías de carreras así como de distribuidores que se especialicen en caballos purasangres. Recuerda que al comprar buenos caballos, puedes obtener caballos adicionales sin ningún costo extra.

Registra tus caballos en el Club de Jockey. Esta es la organización que supervisa los registros de cría de la industria de carreras de caballos en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. Tus caballos no tendrán mucho valor como purasangres si no son reconocidos por el Club de Jockey en su libro.

Consejo

  • Si no puedes comprar tu propio caballo, puedes asociarte con otras compañías e individuos y ser dueño de la mitad.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images