¿Qué puedo declarar como trabajador independiente?

Escrito por Janet Mulroney Clark | Traducido por Lucia Ayala

Cuando llega el tiempo de los impuestos, los contratistas independientes pueden declarar una serie de deducciones relacionadas con el costo de hacer negocios. El Servicio de Impuestos Internos define un contratista independiente como una persona pagada por una empresa o individuo que "tiene el derecho de controlar o dirigir por sí mismo el resultado de la obra y no lo que se hará y cómo se hará". Las personas trabajan como independientes contratistas en una variedad de campos, como la escritura y la edición, la conducción de camiones y el diseño web.

Materiales y herramientas

Todo el dinero gastado en tu trabajo como contratista independiente puede ser declarado como una deducción de impuestos. Si compras una computadora, impresora u otro tipo de maquinaria de oficina para ser utilizado en tu negocio, puedes deducir el costo de tus impuestos. Todo el equipo utilizado en el trabajo es deducible de impuestos. Los artículos más pequeños, como papel, cartuchos de tinta, incluso las plumas, se pueden deducir. Es importante guardar los recibos en caso de que te auditen. Los recibos deben guardarse durante al menos siete años.

Espacio de oficina

Puedes declarar tu espacio de oficina como una deducción de impuestos. Si alquilas una oficina, el dinero gastado en el alquiler se puede deducir. Las oficinas en el hogar pueden ser declaradas como deducciones de impuestos si tienes un cuarto separado utilizado solo para los negocios. En esas circunstancias, se puede deducir una parte de tu interés de la hipoteca, servicios públicos, reparaciones, seguros y depreciación. Puedes deducir los costos de telefonía y de Internet por tener cuentas de las empresas por separado o mediante la deducción de la porción de tu factura de Internet y teléfono que se usa para los negocios.

Gastos de viaje

Si tienes que viajar para conocer a un cliente, entregar un producto, prestar un servicio o asistir a las clases relacionadas con su negocio, puedes deducir los gastos de viaje de tus impuestos. Si tienes un vehículo de trabajo por separado, puedes deducir todos los gastos para el vehículo, si utilizas tu vehículo personal para el trabajo, tendrás que hacer un seguimiento del millaje utilizado para viajes de negocios y deducir de acuerdo con las tarifas de millaje estándar actuales. Los peajes y las tarifas de estacionamiento son deducibles. También puedes deducir el dinero gastado en comidas y hoteles.

Educación continua

Las revistas de negocios, libros y cursos en línea se pueden deducir de tus impuestos. También puedes deducir el costo de la educación continua requerido por la ley o las clases que mejoran las habilidades necesarias para realizar tu trabajo como contratista independiente. Los gastos relacionados, como cuadernos o libros de texto, también pueden ser deducidos.

Otros

Prácticamente todos los gastos relacionados con los negocios son deducibles. Los gastos de la asociación y el sindicato, impuesto sobre la venta de tu producto y la mayoría de los otros impuestos, excepto los impuestos federales sobre la renta pueden ser declarados. El costo de comprar tu propio seguro de salud también se puede deducir. Dado que el código de impuestos es complicado y sujeto a cambios de acuerdo a la nueva legislación, siempre es mejor consultar a un profesional de impuestos para que no te pierdas en las deducciones posibles.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images