Deducciones de impuestos para los agricultores

Escrito por Denise Caldwell | Traducido por sherman smith

Si tienes una granja, por lo general tienes un negocio, a menos que la tuya sea una granja de pasatiempo que no tiene ninguna remuneración, en cuyo caso no hay ingresos para que el IRS pueda cobrarte impuesto. Pero si la granja es una verdadera pequeña empresa, entonces es importante implementar una estrategia fiscal que maximice tus deducciones y minimice tu responsabilidad fiscal. La mejor manera de hacerlo es entender los costos que pueden ser compensados con los ingresos frente a los que no se pueden.

Descripción general

Todos los propietarios de empresas pueden deducir sus gastos de negocios de su renta imponible, y ya que las granjas también son entidades comerciales, no son una excepción a esta regla general. Todos los costos de operación de la granja con fines de lucro son deducibles en tu declaración de impuestos sobre la renta. En general, se espera que incluyas estos gastos en el formulario F.

Equipo y suministros

A efectos de presentación de impuestos, el equipo se considera un bien capital. Todo importe pagado a un activo de capital se considera un gasto de capital y es deducible. Sin embargo, los propios activos de capital no son deducibles en la declaración de un agricultor, pero son amortizables. Para determinar la cantidad correcta de depreciación, sigue las instrucciones indicadas en la Publicación del IRS 225 (ver Recursos). Un ejemplo de un bien capital es un tractor o un camión, mientras que los ejemplos de los gastos de capital incluyen cal, fertilizantes y alimento para el ganado. Además de los suministros agrícolas, también se puede deducir una cantidad razonable pagada por mano de obra contratada para realizar tareas agrícolas.

Reparaciones

En general, los costos asociados con el mantenimiento o la reparación de la granja son deducibles en tu declaración de impuestos sobre la renta. Esto incluye los costos en que incurres para cosas tales como pintura, reemplazo de soportes, mantenimiento de camiones y tractores, y la adición de apoyos a los edificios de la granja.

Tu hogar

Se te permite deducir gastos por el uso de tu hogar, si lo usas exclusivamente para tu negocio. Si tu casa es el lugar donde participas en tu negocio y lo utilizas para tus actividades administrativas, entonces puedes deducir los gastos de tus impuestos. Por lo tanto, si vives en tu granja, esta deducción está disponible para ti.

Gastos excluidos

No deduzcas los gastos de trabajo relacionados con la realización de tareas domésticas. No estás autorizado para deducir los gastos de la familia o la vida como los gastos agrícolas. Además, no se puede deducir ningún gasto relacionado con la crianza de cultivos consumidos por ti o tu familia. Otras partidas no deducibles incluyen la devolución de un préstamo (aunque a veces se puede deducir el interés), la muerte de ganado, los costos asociados con la crianza de cultivos sin cosechar, y las cuotas del club.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images