Deducciones fiscales para agentes inmobiliarios

Escrito por Jonathan Lister | Traducido por Vittore Notabene

Un agente inmobiliario es otro término para el agente de bienes raíces, un profesional con licencia que vende bienes inmuebles como casas y negocios. El IRS (sigla inglesa del Servicio de Impuestos Internos) considera generalmente a un agente de bienes raíces como un trabajador autónomo, lo que le permite al agente reclamar deducciones fiscales adicionales relacionadas con el negocio. Un agente de bienes raíces puede reclamar una serie de deducciones fiscales a finales del año siempre que cada deducción esté 100% relacionada con su negocio de bienes raíces.

Gastos de publicidad

Como un agente inmobiliario, debes por lo general pagar por tu propia publicidad y campañas de promoción para ayudarte a establecer una presencia en tu comunidad. El IRS te permite deducir el costo de la publicidad de tu negocio de bienes raíces, incluyendo el costo de mantener un sitio web de agente inmobiliario, haciendo anuncios impresos o de televisión, correo postales, envío de material promocional a los clientes en listas de correo, e incluso ropa que lleve tu logotipo de bienes raíces. Puedes deducir el 100% de tus costos de publicidad y de marketing cada año utilizando el formulario del IRS 1040 Anexo C en tu declaración federal de impuestos.

Los gastos de viaje y comidas

Puedes deducir el costo de la utilización comercial de tu vehículo, incluyendo el millaje y los gastos de mantenimiento, desde tu declaración federal de impuestos. A partir de 2011, el IRS te permite deducir US$ 0,51 por milla recorrida para fines comerciales y hasta el 100% de tus costos de mantenimiento del vehículo. Mantener un registro de conducción detallando tus viajes de negocios y millas recorridas es una forma inteligente de garantizar que tus cifras de millaje sean exactas al final del año. También puedes deducir hasta un 50% del valor total de las comidas consumidas en el curso de actividades comerciales.

Gastos de equipo del negocio

Un agente inmobiliario requiere un equipo tecnológico para mantener el ritmo de la competencia y estar disponible para los clientes en todo momento. Puedes deducir el precio de compra de los equipos utilizados para fines comerciales, incluyendo teléfonos celulares, computadoras, programas informáticos y material de oficina. También puedes reclamar la depreciación de equipos de alto valor, incluyendo la computadora, utilizando el Sistema de Recuperación de Costos Modificados Acelerados. Esto te permite recuperar el precio de compra original de tu equipo de negocios durante varios años.

Oficinas en alquiler y utilidades

Si alquilas el espacio de oficina que usas como agente inmobiliario, puedes deducir el total del alquiler que pagas cada año desde tu declaración federal de impuestos. No puedes reclamar esta deducción si eres dueño de la propiedad o estás haciendo pagos de hipoteca sobre la propiedad. Como inquilino empresarial, el IRS también te permite deducir el costo de tus facturas de servicios públicos para mantener las luces encendidas y climatizado el espacio de trabajo en tu oficina. Si utilizas parte de tu casa como tu oficina de bienes raíces, es posible deducir una parte proporcional de la renta y los servicios públicos iguales a los pies cuadrados que utilizas para fines comerciales.

Créditos de las fotos

  • Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images