¿Qué causa un dilema ético en la administración de un negocio?

Escrito por Terry Mann | Traducido por Javier Enrique Rojahelis Busto

En un mundo perfecto, las empresas y sus empleados siempre harían lo correcto. Por desgracia, en el mundo real, los dilemas éticos ocurren comúnmente en el lugar de trabajo. De acuerdo con el Diccionario Webster Merriam, dilemas son situaciones o problemas frente a los que una persona tiene que tomar una decisión difícil. Un dilema ético es un problema por el que una persona tiene que elegir entre una acto moral y uno inmoral. Los empleados deben hacer frente a las presiones para realizar y ayudar a la compañía a tener éxito, así como a las tentaciones personales para tomar el camino más fácil. Al final, los trabajadores probablemente enfrentarán muchos dilemas en sus carreras y las empresas deben proporcionarles capacitación e información para ayudarles a tomar la decisión correcta.

La presión de la gerencia

La cultura de cada empresa es diferente, pero algunas empresas subrayan los beneficios y los resultados por encima de todo. En estos ambientes, la gerencia puede hacer la vista gorda a las violaciones éticas si un trabajador produce resultados, dada la mentalidad de la empresa de que "el fin justifica los medios". Los denunciantes pueden sentirse reacios a ir más allá por temor a ser considerados como indignos de confianza y no como jugadores del equipo. Por lo tanto, los dilemas éticos pueden surgir cuando las personas se sienten presionadas a hacer cosas inmorales para complacer a sus jefes o cuando sienten que no pueden señalar los malos comportamientos de sus compañeros de trabajo o superiores.

La ambición y la discriminación

Los trabajadores individuales pueden estar bajo presión financiera o simplemente con hambre de reconocimiento. Si no pueden conseguir las recompensas que buscan a través de los canales aceptados, pueden sentirse tan desesperados como para hacer algo poco ético, como falsificar números o tomar el crédito por el trabajo de otra persona para salir adelante. Aunque la diversidad es una parte importante de una empresa, algunas personas pueden no sentirse a gusto con las personas de diferentes orígenes y, posiblemente, sean reacios a tratarlas de manera justa. Este tipo de discriminación no sólo es inmoral sino ilegal y sigue siendo común.

Tácticas de negociación

Si bien estos factores pueden causar dilemas éticos para los trabajadores dentro de sus propias empresas, el hacer negocios con otras empresas también puede presentar oportunidades para las infracciones. La presión para obtener el mejor trato o el mejor precio de otro negocio puede hacer que algunos trabajadores negocien de mala fe o mientan para obtener una concesión. Los negociadores también pueden tratar de sobornar a su manera para un buen acuerdo. Si bien esto es ilegal en los Estados Unidos todavía sucede a veces. En otros países es más común y, a veces, incluso se espera eso, lo que puede poner a algunos negociadores en una posición difícil.

Soluciones

Estos dilemas éticos pueden ser difíciles de tratar para los trabajadores, sobre todo si no saben cuáles son las directrices oficiales de la compañía. Por lo tanto, en el mejor interés de la organización, es necesario proporcionar una formación ética a sus empleados, para ayudarles a identificar el comportamiento poco ético y darles herramientas con las cuales cumplir. Toda empresa debe tener una política ética que detalle las sanciones por infracciones. Por otra parte, la gerencia debe predicar con el ejemplo, mostrando que la empresa toma la la ética en serio y que los infractores serán castigados de acuerdo a las políticas de la organización, incluyendo la posible suspensión o terminación del contrato.

Referencias

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images