Los efectos de la falta de ética en la contabilidad

Escrito por Alan Li | Traducido por Xochitl Gutierrez Cervantes
La falta de ética en la contabilidad puede causar daños tanto a personas como a organizaciones.

La falta de ética en la contabilidad puede causar daños tanto a personas como a organizaciones.

Las normas y reglamentos de contabilidad existen para asegurar que los estados financieros sean útiles a sus usuarios al momento de la toma de decisiones financieras. Para que los estados financieros sean útiles, la información presentada debe ser exacta, fiel a la situación económica que se produjo en el tiempo, la cual pueda ayudar al proceso de toma de decisiones. La falta de ética da al resultado contable no sólo el aumento de la incidencia en las actividades delictivas, sino también daña el negocio a través de poner en riesgo su reputación, estados financieros que son poco fiables y por lo tanto inútiles.

Actividades criminales

La falta ética entre los contadores de una empresa significa que las personas están dispuestas a romper las reglas en beneficio de ellos mismos o de sus negocios ilegales. Por ejemplo, un contador poco ético al que se le otorgue control excesivo y muy poca supervisión por parte de sus superiores, puede desfalcar la empresa y ocultar la evidencia. En contraste y comparación, un contador sin ética que trabaje a expensas de la empresa puede manipular la información para cometer una serie de delitos como el fraude y la evasión fiscal.

Consecuencias personales

Una vez capturados y juzgados, los contadores que les falta ética y cometen delitos relacionados con su profesión son castigados. Dependiendo de las circunstancias específicas del caso, esto puede resultar en prisión, costos financieros y otros castigos legales a aquellos contadores declarados culpables. Esto no sólo es devastador para dicho contador, también es devastador para amigos y familia, sobre todo para los familiares.

Reputación del negocio

La falta de ética también puede causar daños en la reputación del negocio y en la confianza de los grupos interesados, como clientes y socios comerciales. La falta de confianza asegura de que la empresa tiene dificultades de hacer negocios con otros. Este daño a la reputación de una empresa es particularmente devastador para aquellas cuya contabilidad depende en gran medida para su permanencia en los negocios. Arthur Andersen LLP pereció efectivamente debido a que fue un negocio que demostró mala conducta en el escándalo Enron.

Utilidad de las declaraciones financieras

Cada vez que un contador sin ética rompe deliberadamente las reglas y regulaciones al manipular la información presentada en los estados financieros y así obtener una ventaja ilegal, los estados financieros se vuelven menos y menos útiles. Dado que los estados financieros deben mantener su exactitud y veracidad para ayudar a los usuarios finales en la toma de decisiones, los estados financieros contaminados impiden este proceso. Las cifras erróneas ensombrecen las demás cifras y las ponen en duda, de manera que los usuarios finales simplemente son incapaces de confiar en la información presentada.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images