Presupuesto para abrir una panadería

Escrito por Andrew Finn | Traducido por Ana María Guevara

Abrir una panadería puede parecer tan fácil como hacer un pastel. Sin embargo, debes tomarte el tiempo de elaborar un presupuesto para asegurar que tu panadería sea exitosa. El presupuesto para cada panadería es diferente, dependiendo de una variedad de factores como el tamaño, la ubicación, los productos y la estrategia. Mediante la estimación de precios, la previsión de gastos y el planeamiento de lo inesperado, puedes formular un presupuesto que ayude al éxito de tu panadería.

Ingresos

Al preparar un presupuesto para abrir una pastelería, la primera actividad que debes llevar a cabo es identificar cuánto dinero planeas ganar a través de la venta de tus productos. Un elemento clave al planificar tus ingresos es considerar los productos que tendrán precios de venta establecidos, por ejemplo: las hogazas de pan, las galletas y los pastelillos. Un segundo componente es asegurar que tus precios sean competitivos pero que te generen suficientes ganancias. Tu estrategia de precios debe funcionar a tu favor, incluso al realizar trabajos personalizados para clientes individuales, como por ejemplo: diseñar y hornear un pastel de bodas personalizado. La cantidad de ingresos que proyectes ganar te darán un estimado de cuántos gastos podrá tener tu pastelería sin perder dinero.

Costos iniciales

Existen muchos costos iniciales asociados a la apertura de una pastelería. Si vas a comenzar de cero, necesitas comprar todos los materiales que necesitas para comenzar a hornear. También necesitas asegurar que tengas las herramientas requeridas para ser exitoso, como mezcladoras, hornos y otras necesidades básicas. La New York Magazine indica que los costos iniciales de una pastelería reciente suman un total de casi US$40 000. Dichos costos incluían los gastos relacionados con las instalaciones, como los costos de construcción y alquiler, el inventario inicial y otros materiales necesarios para comenzar una pastelería.

Gastos operacionales

Los gastos operacionales con cualquier gasto surgido por administrar tu panadería. Tus gastos serán tanto directos como indirectos. Los gastos directos son los que surgen a causa de la actividad principal de tu negocio. Por ejemplo: los ingredientes usados para hornear un pastel o hacer una tanda de pastelillos serían gastos directos. Los costos de la mano de obra necesarios para crear estos productos horneados también son considerados como gastos directos. Los gastos indirectos incluirán lo que gastas en publicidad, costos administrativos y gastos que se den por actividades diferentes a hornear.

Planea para lo inesperado

Al igual que en cualquier negocio, necesitas presupuestar suficiente dinero para lidiar con situaciones de emergencia, si llegaran a ocurrir. Si tus hornos dejan de funcionar, tendrás que pagar para que los arreglen tan pronto como sea posible; de otra forma, no podrás hornear ni vender tus productos. Aunque no puedes planear de forma exacta para este tipo de eventos, puedes asegurarte de presupuestar suficiente dinero como para lidiar con este tipo de reparaciones. Después de todo, tu presupuesto debe ser ligeramente flexible y permitirte lidiar con el ambiente de cambio constante en un negocio de pastelería.

Créditos de las fotos

  • Steve Baccon/Digital Vision/Getty Images