¿Cuál serían los gastos de capital de una tienda de ropa?

Escrito por Melly Parker | Traducido por Paulina Illanes Amenábar

Los gastos de capital se utilizan diferentemente para efectos fiscales que para los se utilizan los gastos normales del negocio. Si estás administrando una tienda de ropa, algunos de tus gastos de capital serán diferentes a los de otros empresarios. La ropa que vendes, por ejemplo, no debería ser declarada como un gasto de capital. Pero la propiedad que es la tienda es probablemente un gasto de capital. Los gastos de capital son en realidad las inversiones que haces en tu propia tienda.

Gastos de capital

Cuando gastas dinero para comprar un activo para tu negocio, determina cómo se categoriza antes de reclamarlo en tu declaración de impuestos. La mejor rúbrica para determinar si un gasto es un gasto de capital es preguntarte cuánto tiempo durará. Si no va a durar un año o más, entonces el gasto no es capital. Aunque estás pagando utilidades mensuales, no son contadas como gastos de capital. Son los gastos corrientes y reciben un trato diferente para efectos fiscales.

Propiedad

Cualquier propiedad que compres, el terreno en el que está la tierra, un almacén o un lugar donde se hace la ropa, por ejemplo, es un gasto de capital. La propiedad está siendo adquirida para fines comerciales y se utilizará por más de un año. Asimismo, la mayoría de las mejorías en terrenos o edificios utilizados en tu negocio es un gasto de capital.

Artículos

Los artículos instalados en tu tienda, como los estantes de ropa, pueden ser considerados gastos de capital. Las luminarias, la caja registradora, mostradores para exhibir la joyería y muebles también pueden considerarse gastos de capital. Si utilizas un vehículo de transporte de mercancías, también es un gasto de capital.

Costos iniciales

Cuando gastas dinero para abrir tu tienda de ropa, son gastos de capital. Incluyen cosas como promociones y licencias. Aunque ellos no pueden durar más de un año, estos gastos están diseñados para aumentar el éxito de tu negocio en el largo plazo. Mientras que puedes ser capaz de recuperar el costo de otros gastos de capital al afirmar depreciación, los costos de puesta en marcha generalmente se pierden ya que es más difícil probar la depreciación.

Créditos de las fotos

  • Creatas Images/Creatas/Getty Images