Cómo hacer dinero cultivando verduras en invernaderos

Escrito por Michael Batton Kaput | Traducido por Barbara Obregon
Un invernadero puede ser un negocio secundario rentable o una actividad lucrativa a tiempo completo.

Un invernadero puede ser un negocio secundario rentable o una actividad lucrativa a tiempo completo.

Los invernaderos no son solo un elemento básico en los jardines botánicos. También son una manera de cultivar verduras todo el año. Las verduras se pueden convertir en ingresos para ti y tu familia. Con el cultivo de vegetales que no suelen estar disponibles en los meses de invierno o aquellos no disponibles en un área en particular, puedes ganar dinero vendiendo tus hortalizas de invernadero en los mercados agrícolas o directamente a los clientes.

Cultiva tus hortalizas y gana dinero

Considera tu modelo de negocios. Si tienes que transportar tus vegetales desde tu invernadero a los mercados de agricultores y otros puntos de venta, ten en cuenta la distancia y cuánto va a costar llegar allí. Estos costos merman tus ingresos globales. Entiende que si decides que la gente venga a ti, la ubicación será fundamental. Asegúrate de que el invernadero esté cerca de un gran mercado o zona poblada.

Investiga y elige cuidadosamente qué cultivos cultivarás en tu invernadero. Para maximizar los beneficios, cultiva vegetales que no estén disponibles en tu área en ciertas épocas del año. Los productores de invernaderos pueden cultivar en cualquier momento del año, lo que es una ventaja significativa cuando puedes proporcionar verduras frescas de temporada en tu área.

Vela por la calidad de tu producto. Consistentemente cosechar un cultivo de calidad es absolutamente esencial para hacer rentable tu invernadero. La gente no va a salir de su camino para comprar tu producto o visitar tu invernadero de hortalizas de calidad que pueden conseguir en una tienda de comestibles. Incluso si cuesta más, usa las semillas de alta calidad y tecnología para asegurar que tus clientes sigan regresando.

Vigila los gastos de tu invernadero. Después de tu primera cosecha, puedes estar excitado por el dinero extra que has ganado. Pero, considera cuánto de ese dinero fue por el crecimiento del cultivo, los gastos asociados a la venta de la cosecha de invernadero y los costos de mantenimiento. Sé muy consciente del dinero que gastas y la cantidad de dinero que requieres para ganarlo. Saber la diferencia es la clave del éxito.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images