Presupuesto típico para iniciar un negocio

Escrito por Evangeline Marzec | Traducido por Pilar Celano

Crear el presupuesto para iniciar un negocio es una de las tareas más importantes que deberá realizar el emprendedor. Hacerlo de forma correcta puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Si bien no hay un presupuesto inicial típico para un determinado negocio, la mayoría tiene ciertas categorías de gastos, y puede calcular sus gastos estimativos mirando a sus competidores.

Función

Los tres elementos principales que un presupuesto de inicio de un emprendimiento debe incluir son los siguientes: cuánto costará iniciar el negocio; cuánto tiempo tardarás para recuperar lo gastado; y cuáles serán los costos constantes. El presupuesto es, además, un componente fundamental de la sección financiera del plan de negocios, que se utiliza para explicarles a los inversores cómo la empresa gastará sus recursos para lograr los objetivos planteados. Si bien el ingreso es un componente crítico del presupuesto, suele ser una cifra desconocida e imposible de controlar. Por ende, la mayoría de los presupuestos se centran en elaborar y administrar los gastos.

Tipos

Existen tres tipos principales de costos para nuevos emprendimientos: iniciales, fijos y variables. Los iniciales son gastos que se realizan una única vez y están asociados con el comienzo del negocio, como los costos legales o los fondos que se requieren para comprar los equipos necesarios para iniciar la compañía. Una vez que la empresa esté en funcionamiento, los costos fijos incluirán cualquier importe mensual que debas abonar siempre, sin importar si la empresa tiene un ingreso de cero o un millón. Estos incluyen el alquiler, las cuentas de teléfono y los salarios de los empleados. Los gastos variables están asociados con la producción y venta del producto, como materia prima, costos de depósito, pagos por trabajo realizado e impuestos.

Características

Si bien todas las empresas son únicas, los gastos comunes para enumerar en el presupuesto son los siguientes: alquiler, servicios, maquinarias o equipos, salarios, servicios comerciales (en especial, legales y contables), costos tecnológicos, marketing e impuestos. Algunas fuentes comunes de ingreso son las ventas, regalías, los créditos y las inversiones.

Tamaño

Los presupuestos iniciales tienen diferentes formas y tamaños. Muchos emprendedores asumen que los inversores y bancos se alejarán de un presupuesto inicial grande, pero es más importante demostrar que la empresa ganará bastante más dinero que el que gastará. Para esto, investiga a tus competidores exitosos o compañías con requisitos similares de otras industrias. Si son públicas, puedes examinar sus presupuestos directamente; de lo contrario, analiza ciertos elementos, como el espacio de oficinas, la cantidad de empleados, los costos de materiales y el tipo de equipos que utilizan. De esta forma, tendrás una línea base para tu propio presupuesto.

Marco de tiempo

Los presupuestos iniciales típicos cubren los primeros dos a tres años de operación, pero pueden variar entre uno y cinco años o más, dependiendo de cuán volátil sea la industria y cuánto tiempo tardarás en recuperar los gastos de apertura. Por ejemplo, un programador de aplicaciones de software puede utilizar un plan de un año, porque lleva seis meses crear el primer producto y una semana recuperar lo gastado, pero no pueden anticipar los cambios tecnológicos que surgirán en los siguientes 18 meses. Un vendedor mayorista grande puede utilizar un plan de cinco años para demostrar que, si bien le llevará tres años recuperar lo gastado y un año obtener ganancias, a partir del año cinco, tendrá una ganancia muy grande.

Consideraciones

El presupuesto siempre debe corresponderse con el tamaño que la empresa necesite para tener éxito. Algunas empresas pequeñas pueden funcionar con muy poco dinero y proporcionar una ganancia decente para el dueño. Otras pueden requerir inversiones importantes para lograr sus objetivos. (Por ejemplo, no puedes crear una versión pequeña de un fabricante de autos; la compañía solo funciona si puede utilizar economías de escala o proveer a todo el país). La clave para saber cuáles son los requisitos de presupuesto es crear proyecciones de ventas realistas y llevar a cabo una evaluación precisa de los precios que puedes cobrar. De esta forma, podrás responder a la pregunta "¿Cuánto debo gastar para poder obtener ganancias?".

Créditos de las fotos

  • Web-shopping image by Mykola Velychko from Fotolia.com