Los factores ambientales naturales que afectan a un negocio

Escrito por Jacquelyn Jeanty | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Las empresas del sector industrial o de manufactura a menudo trabajan con diferentes tipos de equipos, maquinaria y agentes productores de químicos. En efecto, las operaciones del día a día de un negocio pueden suponer una amenaza constante para el medio ambiente natural. Para reducir la posibilidad de daños al medio ambiente, las regulaciones federales y estatales requieren que las empresas consideren ciertos factores naturales del medio ambiente en sus planes de operaciones globales.

Regulaciones ambientales

La regulación de las actividades comerciales es una forma de proteger a los organismos gubernamentales del medio ambiente. Las empresas deben cumplir con ciertas normas que ayuden a reducir cualquier efecto adverso de las actividades de una empresa sobre el medio ambiente. Como resultado, los factores ambientales naturales, como el agua limpia y aire limpio, dictan cómo las empresas llevan a cabo sus operaciones del día a día.

Requisitos de permiso

Las empresas involucradas en actividades que afectan su entorno suelen tener que requerir permisos de operación a través de una agencia local, estatal o federal. Los requerimientos de permisos del negocio permiten a las agencias gubernamentales poder regular y realizar un seguimiento de las actividades empresariales. Estos permisos tienen finalidades diferentes, algunos de los cuales incluyen el establecimiento de normas mínimas para las emisiones a la atmósfera, dictando ciertos procedimientos para el manejo de residuos y materiales peligrosos y la regulación de la forma en que las operaciones diarias de una empresa interactúan con las fuentes de agua cercanas. En efecto, los factores ambientales naturales determinan los tipos de operaciones en que una empresa puede participar dentro de una localidad o región.

Requisitos de cumplimiento

Los factores ambientales naturales afectan a las operaciones de una empresa, así como su capacidad para ampliar o adquirir nuevas operaciones. En efecto, las empresas deben cumplir con las regulaciones ambientales en todas las fases de desarrollo de una empresa. Las compañías que están considerando la compra de un edificio deben garantizar que el edificio cumpla con las regulaciones ambientales o se arriesgarán a pagar multas por incumplimiento. La construcción de ampliaciones también debe cumplir con los requisitos reglamentarios. Las empresas que tienen un historial de incumplimiento pueden arriesgarse a que sus operaciones cierren de forma permanente. En última instancia, los factores ambientales naturales afectan los costos globales de la empresa en los términos de que aseguren que los equipos y los procedimientos cumplan con los requisitos reglamentarios.

Los contaminantes ambientales

Las empresas que trabajan con materiales peligrosos de forma regular tienen ciertas responsabilidades cuando se trata de garantizar que los contaminantes no lleguen o afecten el medio ambiente natural. La Ley de Respuesta Ambiental, Compensación y Responsabilidad mantiene que los dueños de negocios son responsables de las actividades que contaminan los suministros de aire circundante, el suelo o el agua. Esta ley se aplica incluso para los dueños de negocios nuevos que sin saberlo compran un sitio contaminado o compran una operación que no cumple las normas de cumplimiento. En última instancia, los propietarios, tanto antiguos como nuevos, deben cubrir los costos de limpieza, así como los gastos de la restauración de una propiedad a los estándares requeridos por el medio ambiente.

Créditos de las fotos

  • dishwasher product image by Alison Bowden from Fotolia.com