Corporación S vs. propietario único

Escrito por Christopher Carter | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Una corporación S es un tipo especial de corporación que permite a los accionistas de la empresa reclamar su parte de beneficios de la empresa en sus declaraciones de impuestos individuales. Una corporación S se crea mediante la presentación de un certificado de formación ante la oficina del Secretario de Estado donde se encuentra la empresa y mediante la presentación de los documentos asociados con el Servicio de Impuestos Internos. Una propiedad única es una propiedad de una sola persona, o el esposo y la esposa, y no obliga al propietario a presentar ningún documento con el Estado o con el IRS para iniciar operaciones.

Responsabilidad

Los propietarios de una corporación S son conocidos como accionistas. Una corporación S es considerada como una entidad jurídica independiente que tiene una existencia separada de los accionistas de la compañía. Los accionistas de una corporación S, por lo tanto, tienen una responsabilidad limitada frente a las deudas del negocio, pérdidas, demandas judiciales y otras obligaciones. Los acreedores de negocios de una corporación S no pueden perseguir los bienes personales de un accionista en un esfuerzo por recuperar las deudas de negocios, pérdidas u obligaciones. Debido a que un único propietario y el negocio son lo mismo, los propietarios únicos tienen responsabilidad ilimitada por las deudas, demandas judiciales y otras obligaciones que puedan surgir durante el curso de la operación del negocio. En otras palabras, los acreedores pueden embargar la casa de un propietario único, su vehículo u otros activos como compensación por las obligaciones comerciales y las deudas. Del mismo modo, los acreedores personales de un propietario único pueden ir tras los activos del negocio de propietario único para recuperar deudas personales.

Propiedad

Con el fin de ser reconocida como una empresa unipersonal, una empresa debe tener un único propietario (o propiedad conjunta de un esposo y una esposa). Mientras que una corporación S puede tener un máximo de 100 accionistas que participan como propietarios de la empresa, incluyendo ciertos fideicomisos y patrimonios, muchos estados permiten que una corporación S se forme con un solo dueño; la diferencia entre una corporación S de un solo dueño y un propietario único en este caso es que una corporación S debe seguir ciertas formalidades prescritas durante su creación y funcionamiento. Por otra parte, los accionistas de una corporación S deben ser ciudadanos estadounidenses o residentes extranjeros, mientras que las empresas unipersonales pueden iniciarse por cualquier persona, ya sea ciudadano de los EE.UU. o extranjero no residente.

Existencia

Una corporación S puede tener una fecha definitiva de disolución enumerada en los artículos de constitución de la empresa que indica cuando la corporación S va a terminar. Sin embargo, una corporación S puede funcionar con vida ilimitada. La propiedad de una corporación S puede cambiar de manos sin interrumpir las actividades comerciales de la compañía; una corporación S puede seguir funcionando sin importar quiénes sean los dueños de la empresa. Las corporaciones S podrán transferir libremente sus acciones, al igual que una corporación regular. Una propiedad única, por el contrario, terminará automáticamente cuando el dueño de la empresa desaparezca. En otros casos, una empresa unipersonal llegará a su fin cuando el propietario de la empresa se ​​retira o vende el negocio.

Existencias

Una ventaja importante que una corporación S disfruta sobre una empresa unipersonal es la capacidad para recaudar fondos. Las corporaciones S tienen la capacidad de emitir acciones para pagar deudas de la empresa y/o financiar actividades comerciales de la compañía. Por otra parte, las corporaciones S pueden atraer empleados clave, ofreciéndoles acciones en la compañía. Los inversores pueden ser más propensos a invertir en una corporación S que una empresa unipersonal a causa de la protección personal de los activos de los accionistas que una corporación S recibe. Los propietarios únicos pueden tener dificultades para obtener capital y la obtención de préstamos de la empresa, porque las empresas no constituidas en sociedad a menudo parecen menos creíbles que las empresas constituidas en sociedad; una empresa unipersonal puede parecer menos creíble porque no está obligada a cumplir con las normas del estado. Las corporaciones S, por el contrario, deben cumplir con las leyes corporativas en el estado de Texas, tales como la celebración de reuniones y la presentación de informes anuales.

Formalidades

Las corporaciones S están obligadas a seguir ciertas formalidades a fin de mantener su condición. Por ejemplo, las corporaciones S deben presentar el Formulario 2553 con el Servicio de Impuestos Internos dentro de los 75 días siguientes a la presentación de sus artículos de incorporación. La mayoría de los estados requieren que las corporaciones S celebren al menos una reunión al año y lleven un registro de las actas de cada reunión. Además, las corporaciones S están obligadas a presentar informes anuales con el estado de incorporación. Esto puede obligar a una corporación S a asignar horas extras de los empleados y los dólares de la empresa para preparar los informes. Los propietarios únicos no están obligados a celebrar reuniones, presentar informes anuales o de llevar registros. Un propietario único tiene el control total sobre todos los aspectos del negocio, desde la asignación de recursos de la empresa para tomar decisiones autónomas. Las corporaciones S toman decisiones basadas en los votos de los consejeros de la sociedad y de los accionistas. Los accionistas y directores de una corporación S son los responsables de tomar decisiones importantes acerca de cómo utilizar mejor los recursos de la empresa, así como regir las actividades de la empresa.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images