Los efectos de la falta de formación del empleado

Escrito por Grace Ferguson | Traducido por Maria Gloria Garcia Menendez

Cada vez que contratas a un empleado para tu negocio, debes formarlo; el ámbito de la formación varía según el empleado y la posición. El éxito de tu negocio depende de lo bien que tus empleados se desempeñan y de cómo tus clientes se refieren a ellos. La falta de formación de los empleados significa problemas para cualquier empresa porque impacta de manera desfavorable interna y externamente.

Consideraciones

Cuando una empresa ofrece capacitación a sus empleados, espera que realicen un nivel óptimo después de que haya concluido. Al desarrollar un programa de capacitación, considera la longevidad, relevancia, opciones de pago, especificidad y ubicación. Incluso si la formación se da en el sitio por un empleado, se deberán delegar sus tareas a otro empleado mientras estpe dando la capacitación. El entrenamiento puede utilizarse para enseñar a los empleados tanto conocimiento de la materia como información sobre la cultura de la empresa para que sepan cómo funciona y lo que se espera de ellos.

Caos

Como el entrenamiento enseña a nuevos empleados a satisfacer las expectativas de la empresa y da a los empleados una plataforma para mejorar el conocimiento actual, puede proporcionar a la empresa un sentido de estabilidad. En ausencia de capacitación, los empleados deben estar seguros de lo que se espera de ellos y podría terminar haciendo sus tareas de manera ineficiente. Los malentendidos pueden sobrevenir porque los empleados no son claros acerca de los requisitos. Con la confusión viene la frustración ya que los empleados están cada vez más inciertos sobre su papel en la empresa. Y con la frustración viene el conflicto ya que los empleados pueden discutir entre sí o desafiar la gestión debido a una capacitación inadecuada.

Rotación

Cuando los empleados se van se deben reemplazar. Demasiadas renuncias se refleja negativamente en la empresa e indican la incapacidad para retener a los trabajadores. Además, cada vez que alguien se va, te pone en el punto de partida. Si la raíz del problema, que es la falta de formación, no se fija, el ciclo sigue repitiéndose. La alta rotación cuesta dinero a la empresa. Cada vez que se despide a un empleado, debes gastar dinero para contratar a alguien. Esto incluye tiempo y papeleo, publicidad para conseguir alguien nuevo, entrevistar a solicitantes de empleo, procesar papeleo del nuevo empleado y dar tiempo a los empleados existentes y a los nuevos para que se ajusten entre sí. Si estos ajustes suceden con demasiada frecuencia, los empleados pueden llegar a cansarse.

Desastres físicos e incumplimiento

En un entorno que requiere que los empleados realicen tareas físicas, como el capataz de un planta o un operador de montacargas de almacén, la falta de formación es peligrosa para la salud de un empleado y viola las leyes de seguridad y la salud federal. La Administración de la Salud y de la Seguridad Laboral exige que los empleadores comuniquen los procedimientos de seguridad para asegurar que los empleados cumplan con las políticas de salud y de seguridad.

Relaciones y pérdida de ingresos

Las relaciones comerciales sólidas se basan en la confianza y en el entendimiento. La ausencia de formación de los empleados puede resultar en comunicaciones ineptas que arruinan las relaciones. Además, la empresa sufre una pérdida de ingresos si los proyectos se diseñan incorrectamente debido a la falta de la capacitación del personal. Por ejemplo, un producto de fabricación que está mal diseñado y creado resulta en pérdida de ingresos, porque el producto debe ser rediseñado y rehecho satisfactoriamente.

Inproductividad

Un empleado bien entrenado y comprometido tiene más posibilidades de permanecer en la empresa. Como te tomaste tiempo para asegurarte de que reciba una formación adecuada, está mucho más motivado para devolverle algo a la empresa. Un empleado que carece de una formación adecuada se siente desmotivado porque carece de los conocimientos necesarios para servir a sus clientes. Esto resulta en baja productividad y trabajo inexacto, que daña el balance de la empresa.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Pixland/Getty Images