¿Qué es una buena tasa de rotación de empleados?

Escrito por Erin Schreiner | Traducido por Beatriz Sánchez

La tasa de rotación de empleados es una parte normal del ciclo económico. Independientemente de lo feliz que hagas a tus trabajadores y de lo agradable que sea trabajar en tu empresa, de vez en cuando los empleados la dejarán, ya sea para jubilarse o para cambiar de ubicación, o simplemente en respuesta a las cambiantes circunstancias de sus vidas. Sin embargo, existe la excesiva rotación de empleados. Para asegurarse de que tus tasas de rotación están dentro de la norma y, en consecuencia, que no es necesario ningún cambio en tu estilo de gestión, controla las tasas para asegurarte de que se mantengan dentro de un rango saludable.

Objetivo de la rotación

Cuando se trata de perder empleados, cuantos menos pierdas mejor, ya que cada nuevo empleado presenta sus consecuentes retos a la empresa. Aunque una tasa de rotación de empleados nula puede ser lo ideal, no es probable que ocurra. Como dice Bernadette Kenny en la revista "Forbes", cualquier caso por debajo del 15% anual se considera saludable y no es motivo de alarma. Esto significa que una empresa de 200 trabajadores puede perder 30 individuos dentro de un año sin que se convierta en un problema.

Los beneficios de las inversiones

Si bien casi todos los empleadores consideran la rotación de empleados un efecto negativo, en algunas situaciones puede ser deseable. Por ejemplo, cuando los empleados reciben grandes cheques de pago debido a la longevidad de su trabajo en la empresa, los empleadores pueden contratar a trabajadores con menos experiencia cuyos salarios probablemente serán sustancialmente menores.

Problemas con la rotación

La razón por la que mayoría de los empleadores están dispuestos a aferrarse a sus trabajadores es que la pérdida de un trabajador cuesta dinero. Cuando un trabajador se va, el empleador debe contratar y capacitar a uno que le reemplace. Los costes asociados con los pasos necesarios para la adquisición de un nuevo empleado puede ser sustanciales. Como dice el investigador Dan Bobinski M. Ed en la página Leadership Development, en el año 2006 se calculó que el coste promedio o reemplazo de un empleado era de US$ 17.000, con el coste de reemplazar a los trabajadores de alto nivel muy por encima de este promedio.

Retener a los trabajadores

Para mantener una tasa de rotación sana debes conservar a tus trabajadores. Para mantener a los trabajadores que ya están empleados en tu empresa en el trabajo, el objetivo es que estén satisfechos respondiendo a las necesidades de los trabajadores y haciendo que la moral de los empleados sea una preocupación primordial. Por último, antes de contratar a empleados, ten cuidado y de forma deliberada a través del proceso de selección e investigación, asegurando que los empleados seleccionados en última instancia son los mejores para el trabajo y es muy probable que te acompañen en el futuro.

Créditos de las fotos

  • Goodshoot/Goodshoot/Getty Images