Las ventajas del liderazgo participativo

Escrito por George N. Root III | Traducido por Georgina Velázquez

El liderazgo participativo es un estilo de gestión que invita a la opinión de los empleados en todas las decisiones de la empresa. Al personal se le da la información pertinente sobre las cuestiones de la compañía y la mayoría de votos determina el curso de acción que tomará la organización. El liderazgo participativo a veces puede ser una forma lenta de toma de decisiones, pero tiene varias ventajas que pueden hacerlo el método de gestión adecuado para tu negocio.

Aceptación

Tu personal aceptará más fácilmente las políticas y las decisiones a las que llegaron por consenso general. Esto reduce la resistencia a nuevas políticas que la empresa va a aplicar y acelera el proceso de implementación de nuevas ideas. Los empleados tienen un interés personal en el éxito de las nuevas políticas de la empresa mediante su participación en el proceso de creación y aprobación de las mismas, y que ayuda a la empresa a adaptarse rápidamente a los cambios de política.

Moral

Los empleados a los que se les da una voz en el funcionamiento de la empresa se ​​sienten personalmente responsables por el éxito de la compañía. La moral del personal se mantiene en un nivel alto, porque hay un reconocimiento por la oportunidad de ser parte del proceso de toma de decisiones de la empresa. Los empleados también tendrán un papel más activo en la mejora de las condiciones de trabajo cuando sepan que pueden influir directamente en las políticas que rigen en el lugar de trabajo.

Creatividad

Cuando animas a los empleados a dar su opinión sobre temas de la empresa, recibirás una variedad de soluciones para elegir. Para participar en el proceso de toma de decisiones de la empresa, el personal debe estar íntimamente involucrado con el funcionamiento de la empresa. El liderazgo participativo permite a los empleados usar su creatividad para desarrollar procesos de trabajo más productivos y hacer que la empresa sea más eficiente.

Retención

Un estilo participativo de liderazgo ofrece a los empleados más que sólo la oportunidad de mejorar sus ingresos a través de un buen rendimiento. Le da a los miembros de tu personal la oportunidad de participar activamente en la determinación del éxito futuro de la compañía. Permitir a los empleados participar activamente en el crecimiento de la organización los alienta a quedarse con la empresa para ver cómo sus planes terminan teniendo éxito. Esto mejorará la retención de los empleados y reducirá los costos de rotación de personal.

Créditos de las fotos

  • Dynamic Graphics/Creatas/Getty Images