Tipos de prácticas éticas que los empleados deben respetar en su lugar de trabajo

Escrito por Alyson Paige | Traducido por Mariela Rebelo

La ética para empleados abarca diversas prácticas, algunas de ellas con implicaciones legales, la cual un empresario de un negocio pequeño debe tener en cuenta. Las políticas de la empresa y la misión del empleador, su conducta y sus acciones constituyen un modelo de trabajo a seguir por los empleados que llevan a cabo su día a día empresarial. Desarrolla un modelo para una cultura de trabajo ético mediante la definición de las prácticas éticas. Los valores empresariales y las políticas éticas orientan prácticas éticas a los empleados.

Prácticas justas

La regla de oro es una guía concisa para las prácticas justas en el lugar de trabajo. Los propietarios de pequeñas empresas pueden colaborar con el personal en la definición de lo que se considera justo. Aplica esta definición a todos los sectores y a cada situación operativa de la pequeña empresa. Los criterios relacionados con la justicia se aplican a todas las personas y a todas las situaciones, de acuerdo con Charles D. Kerns en "Creación y Mantenimiento de la cultura ética en un lugar de trabajo". Los empleados deben orientar la ética de la justicia y ponerla en práctica en el lugar de trabajo para tratar a los demás y a todos los clientes de manera justa y equitativa. Las leyes contra la discriminación son ejemplos de prácticas justas llevadas a cabo por los empleados.

Prácticas de integridad

La integridad requiere el coraje de hacer lo que es correcto a pesar de la opinión popular. Los empleados llevan a la práctica la integridad en el lugar de trabajo apoyan lo que es moralmente correcto y lo que la empresa representa para su personal y para sus clientes. Los miembros de un equipo de ventas, por ejemplo, en verdad representan una línea de productos o servicios. Mantienen su palabra a sus clientes, ya que es lo que hay que hacer y porque su palabra es la palabra de la empresa. La integridad requiere práctica constante.

Prácticas de confidencialidad y privacidad

Las leyes de confidencialidad y privacidad y su práctica juegan un papel en todos los negocios. Una cultura de trabajo saludable muestra respeto por la privacidad del empleado. Los empleados ponen en práctica la confidencialidad, absteniéndose de chismes acerca de los problemas personales de sus colegas. Los empleados de las pequeñas empresas de salud cumplen con las leyes de privacidad como parte de las operaciones diarias.

Prácticas de autocontrol

Cuando surgen situaciones difíciles, los empleados deben poder controlar sus emociones y acciones mostrando un comportamiento ético en el lugar de trabajo. El autocontrol evita que las situaciones difíciles se conviertan en conflictos que perturben el flujo de trabajo y ponen en peligro la moral del personal. Los empleados con autocontrol y disciplina se comprometen a permanecer en la cima de su puestos de trabajo. Al evitar los retrasos, ayudan a sus colegas a mantener un ritmo de trabajo constante y contribuyen a la productividad global de la empresa.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images