¿Cómo afectan las actitudes negativas y positivas en el lugar de trabajo?

Escrito por George N. Root III | Traducido por Xochitl Gutierrez Cervantes

    Las actitudes en el lugar de trabajo afectan a cada persona en la organización, desde los empleados hasta los propietarios de la empresa. Las actitudes ayudan a desarrollar el entorno laboral vigente que determina la capacidad moral de los empleados, productividad y trabajo en equipo. La comprensión de cómo las actitudes positivas y negativas afectan el lugar de trabajo es una herramienta importante en la creación de un lugar de trabajo armonioso.

    Validación

    La actitud predominante en el lugar de trabajo añade validación a los eventos que ocurren dentro de ese lugar. Por ejemplo, si prevalece una actitud negativa y se anuncia una caída en los ingresos, entonces, la noticia decepciona las expectativas en lugar de crear un sentido de colaboración. La misma noticia en un lugar de trabajo con una actitud positiva, crea una sensación de que algo en el proceso de negocio no está funcionando correctamente y debe rectificarse. El sentimiento generalizado de optimismo ante la mala noticia ayuda a validar el fuerte sentimiento de trabajo en equipo que la compañía ha desarrollado.

    Competitividad

    Las actitudes no crean necesariamente la competitividad en el lugar de trabajo, sino que mejoran el entorno. Una actitud negativa crea un clima de desconfianza entre los empleados y causa que ellos quieran alcanzar el éxito a costa de los demás. En un lugar de trabajo con una actitud positiva, la competencia es vista como un factor de motivación que inspira a los empleados a dar lo mejor de sí para mejorar la productividad.

    Creatividad

    La creatividad del personal es importante para una pequeña empresa en el desarrollo de nuevas ideas y para encontrar soluciones a los problemas. Una actitud positiva puesta en el trabajo fomenta la creatividad, porque los empleados sienten que sus ideas contribuyen al éxito de la organización. Una actitud negativa restringe la creatividad ya que los empleados no se sienten obligados a contribuir con el crecimiento de la misma.

    Retención

    Uno de los efectos más directos de la actitud en el trabajo es la retención de empleados. Un lugar de trabajo positivo anima a los empleados a participar en el éxito de la empresa. Los empleados invitan al desarrollo profesional para que puedan formar parte de los proyectos de la compañía en el futuro. Una actitud negativa conduce a una pérdida de volumen de negocios y de los miembros del personal con experiencia, que degrada la capacidad para crecer.

    Créditos de las fotos

    • Creatas/Creatas/Getty Images