Ejemplos de motivación laboral intrínseca

Escrito por George N. Root III | Traducido por Mila Guevarian

La motivación intrínseca proviene de factores que son intangibles. Por ejemplo, alguien que escribe música por el mero placer que le produce escucharla se mueve por una motivación intrínseca. Por el contrario, una persona que escribe música para venderla y obtener así un beneficio económico actúa por una motivación extrínseca. Una empresa puede utilizar las motivaciones intrínsecas de sus empleados para conseguir su máxima productividad y para ayudarlos además a alcanzar sus metas de desarrollo profesional.

Conocimiento

Una sólida motivación intrínseca para un empleado podría ser la búsqueda de conocimiento. Por ejemplo, si un trabajador se convierte en un profesional de apoyo informático porque desea aprender tanto como sea posible sobre la forma en que interactúan los usuarios con las diversas redes informáticas, se podría decir que a dicho trabajador lo impulsa la motivación intrínseca de adquirir conocimientos. La empresa puede fomentar este deseo de saber, o bien ofreciendo a ese empleado mayores oportunidades de formación y la posibilidad de convertirse en un especialista muy bien pagado, o bien ayudándole a costear la matrícula de los estudios superiores que el trabajador desee seguir.

Responsabilidad

Los puestos directivos suelen gozar de un rango salarial superior al de los empleados subordinados, pero hay personas a las que el hecho de recibir más dinero no las motiva para convertirse en gerentes. No obstante, la motivación intrínseca que supone asumir una mayor responsabilidad dentro de la empresa puede conseguir que tus empleados más talentosos se sientan fuertemente inspirados para llegar a convertirse en directores o jefes de equipo. La responsabilidad ofrece al empleado tanto la oportunidad de formar parte del equipo de gestión que determina el futuro de la empresa, como la posibilidad de ser recordado como líder dentro de la organización.

Reconocimiento

En los programas de reconocimiento de empleados se pueden incluir premios en efectivo o días añadidos de vacaciones pagadas como parte de la recompensa por ser considerados personas que han contribuido notablemente al éxito de la empresa. Sin embargo, algunos empleados se sienten más intrínsecamente motivados por ser reconocidos como un valioso recurso de la empresa que por los premios que les puedan ser adjudicados. Hay quien se siente motivado y orgullo simplemente cuando ve que su nombre aparece unido al del empleado con mejor rendimiento y trabaja duro por alcanzar un cierto nivel de reconocimiento.

Logros

La motivación intrínseca del sentimiento de logro puede ser satisfecha en casi cualquier puesto. Para el gerente de recepción de una empresa de automóviles de alquiler puede suponer un gran logro prestar su ayuda a automovilista que se ha quedado tirado en la carretera, de la misma forma que una enfermera puede sentirse orgullosa cuando ayuda a sus pacientes. La empresa puede avivar estas llamas de motivación intrínseca recordando los logros positivos de los empleados a través del boletín de la empresa o la Intranet. En ocasiones, para un trabajador que se siente motivado por la sensación de logro, un sencillo "gracias" puede suponer una poderosa recompensa.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images