Los deberes y responsabilidades de un director general de administración

Escrito por Alex Saez | Traducido por Florencia Kushidonchi

    Como propietario de una pequeña empresa, el crecimiento puede venir de la mano con el aumento de la responsabilidad. Si llegas a un punto en el que tu personal es demasiado numeroso para administrar, te ayudaría contratar a un director general. Sin embargo, un director general de administración es incluso más beneficioso. Si tu empresa se centra mayormente en actividades administrativas, contratar a un experto de ese nivel asegurará que tu negocio funcione bien, además de disminuir tu carga de trabajo. Comprender los deberes y responsabilidades de un director general de administración te ayudará a decidir si te resultará útil dicho tipo de empelado.

    Director general

    El término "director general" se utiliza en el ámbito empresarial. "Director general de administración" es simplemente un título que indica que la persona se especializa en el área administrativa o supervisa tareas de dicha área. Muchas personas que se dedican a ello poseen experiencia trabajando en empresas más grandes, por lo que cuentan con aptitudes que exceden las de un director genérico.

    Deberes

    Los deberes de un director general de administración pueden variar de empresa a empresa, pero pueden agruparse en categorías generales. Por ejemplo, debe comunicar los deseos de sus superiores (especifícame los tuyos) a los empelados administrativos, de modo que tu compañía funcione según lo desees. La toma de decisiones es otro deber importante, ya que el director debe analizar situaciones y determinar las mejores medidas. Toda persona que haya trabajado bajo las órdenes de un director general (administrativo o de otro tipo), también comprende que la disciplina y la capacitación son deberes esenciales. esto es para asegurar que tu empresa cuente con empleados competentes, ayudar a mejorar a los empleados o eliminar a aquellos que no cumplen con los estándares de la misma. El director también entenderá sobre la selección y la contratación, lo que le da la capacidad necesaria para juzgar a los candidatos potenciales para ser contratados.

    Responsabilidades

    De ser contratado, el director general de administración es responsable de supervisar todas las funciones administrativas de tu empresa. Una gran parte implica liderar y dirigir a los empleados. Delega tareas administrativas, como la contabilidad, los trámites y las nóminas, mientras te da la libertad para encargarte de otros asuntos. Al hacerlo, asegura la eficiencia administrativa, el procedimiento adecuado y la implementación de políticas y la moral de los empleados.

    Cualificaciones

    En algunos casos, el director general de administración puede ganar su posición por antigüedad o mérito, lo que depende de que notes qué empleado se destaca. Idealmente, los candidatos cualificados poseen un título de licenciatura o doctorado en administración de empresas. A lo largo de su formación, habrá realizado cursos sobre finanzas, contabilidad, administración o relaciones industriales. Este conocimiento y experiencia lo convierten en un empelado valioso para toda pequeña empresa.

    Créditos de las fotos

    • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images