Consejos para entregar una evaluación por mal desempeño

Escrito por Grace Ferguson | Traducido por Maria Eugenia Gonzalez

Como propietario, director o supervisor de una empresa pequeña, realizas evaluaciones periódicas para informar a los empleados sobre sus progresos. Cuando un empleado hace lo que se espera de él, el proceso de análisis es fluido, ya que dar buenas noticias por lo general es más fácil que dar malas. En cambio, cuando un empleado se desempeña de forma mediocre, entregar la evaluación es difícil. Puedes realizar ciertas acciones para simplificarlo.

Formulario de autoevaluación

Un formulario de autoevaluación es el que entregas al empleado antes de la reunión de evaluación. El empleado completa el formulario y expresa lo que cree que ha satisfecho sus expectativas laborales. Puede incluir recursos que cree que pueden ayudarlo a mejorar. Entregando al empleado la autoevaluación, puedes comparar tu estimación con el formulario para ver si ambos están en la misma sintonía.

Sé objetivo

Independientemente de lo que sientas por el empleado personalmente, no dejes que esto interfiera en la evaluación. Evita juzgar la personalidad del empleado. En su lugar, enfócate en su desempeño deficiente, encontrando las razones del mismo y proporcionando soluciones viables. Anota los obstáculos que piensas que tiene el empleado y cómo crees que puede superarlos.

Escoge cuidadosamente el momento

Programa la evaluación en un momento que sea conveniente para ti y tu empleado. Programar la reunión cuando uno u otro tienen varias cosas que hacer a la vez o en medio de un proyecto importante hará que ambos estén estresados cuando sea el momento de la evaluación. Dar malas noticias es difícil, pero también lo es recibirlas. Por lo tanto, escoge un momento tranquilo para ambos.

Sé positivo

En la reunión, sé cordial cuando saludes al empleado. Aunque se haya desempeñado mal, debe ser tratado con respeto. Estará más receptivo si puede conservar su dignidad. Comienza la reunión con una nota positiva. Por ejemplo, si su mal desempeño comenzó sólo hace un par de meses atrás menciona sus logros anteriores a que éste decayera.

Sé específico

Da las malas noticias con diplomacia y especificaciones. Muestra al empleado una prueba de cómo llegaste a la evaluación. Esto es particularmente efectivo si la autoevaluación del empleado difiere de la tuya. Muéstrale escritos y copias de sus anteriores trabajos que te haya enviado para establecer tu punto de vista. Compara lo que ha enviado con lo que se espera de él para que vea cómo falló en cumplir con los estándares requeridos.

Se amable

Pide al empleado que explique su punto de vista y escúchalo bien. Explica que quieres ayudarlo a ser un mejor empleado, uno que crezca con la empresa. Dale sugerencias y toma nota de las suyas. Dale un margen de tiempo para lograr las tareas delineadas en el plan de acción.

Consideraciones

La reunión es contraproducente si fallas en informar al empleado que hay consecuencias debido a su mal desempeño. Explícale que si continúa con su desempeño deficiente puede resultar en una degradación o despido.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images