¿Qué causa celos en el lugar de trabajo?

Escrito por Casey Kennedy | Traducido por Maria Gloria Garcia Menendez

Los celos son una emoción humana cruda creada cuando una persona se siente insegura o ansiosa por su importancia o valor hacia otras personas. Cuando los celos se presentan en la oficina, pone una tensión en las relaciones y causa problemas. Los trabajadores podrían apoyar a un empleado sobre otro, que conduce a escuchar chismes de oficina, sabotaje e incluso acoso. Como empresario, reconocer lo que provoca celos en el lugar de trabajo es el primer paso para eliminarlos.

Promociones

Aunque las promociones son una parte necesaria de cualquier entorno de trabajo, cuando los trabajadores sienten se les pasaron por alto para una promoción o se la dieron a alguien que esté menos calificado, no sólo crea celos sino que también puede hacer que el trabajo sea tóxico. Si tienes que elegir promover a uno de los dos empleados que tienen antecedentes similares, ayuda a negar los sentimientos de celos explicando al segundo empleado las calificaciones que estabas buscando y cómo llegaste a tu decisión. Sugiere maneras para que el empleado pueda aumentar sus posibilidades de futuras promociones, como conseguir más capacitación o asumir tareas más difíciles.

Falta de reconocimiento

Da las gracias a todos los empleados por un trabajo bien hecho ,en lugar de sólo a unos pocos. A todo el mundo le gusta saber que el jefe cree que están haciendo un buen trabajo y que son apreciados. Cuando los premios o las bonificaciones se basan en el desempeño laboral, proporciona a todos los empleados una lista de los criterios que utilizas para la evaluación. Si un empleado tiene un constante desempeño excelente, debes imponer un límite a la cantidad de veces que es elegible para un premio. Esto evita que otros empleados ofendan a una persona y dar a otros la oportunidad de brillar.

Favoritismo

Evita dar continuamente asignaciones sofisticadas a tu empleado favorito. Los empleadores siempre tienen ciertos empleados con quienes se sienten cómodos y con los que tienen más en común. Aunque te guste un empleado más que otro, debes tratar a todos los empleados igualmente. Pide la opinión de todos tus trabajadores, en lugar de depender de unos pocos para guiarte. Puedes impedir que los celos ocurran al hacer que todos los empleados sientan que sus ideas son apreciadas y valoradas.

Falta de trabajo en equipo

El resentimiento y la envidia a menudo crecen cuando aparece un departamento para recibir un tratamiento especial sobre otro. Por ejemplo, un grupo podría llegar constantemente tarde mientras otro tiene permitido salir a tiempo. Enfatiza la necesidad de trabajo en equipo entre los gerentes. La productividad se eleva cuando todo el mundo está trabajando como un solo equipo, en lugar de señalar con el dedo y tratar de superarse unos a otros. Esto no sólo ayuda a desviar los celos, sino que crea una atmósfera de "estamos en esto juntos".

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images