¿Qué hacer si crees que vas a ser despedido de tu trabajo?

Escrito por Linda Ray | Traducido por Luciano Ariel Castro

Puede ocurrir en cualquier industria. Ya sea a causa de los despidos, una nueva administración o mal desempeño de tu parte, siempre hay una posibilidad de que puedas perder tu trabajo. Independientemente de si estás realmente al borde de ser despedido, si sospechas el peor de los casos, toma medidas. Lo que puedes hacer en esta difícil situación variará de acuerdo con tus circunstancias específicas, pero hay algunas pautas generales que puedes seguir si consideras que tu trabajo está en peligro.

Identifica el problema

Haz un balance de lo que realmente está pasando. ¿Te sientes culpable porque has estado trabajando poco?, ¿estás atento a cada pequeña cosa que tu jefe dice y hace?. Tal vez tus sospechas se basan en la evidencia más tangible. Tal vez hayas hecho algo que puede resultar en tu despido. Cualquiera que sea el caso, debes identificar el problema antes de que puedas encontrar una solución. No hay ningún punto en la búsqueda de un nuevo empleo si tu problema puede ser resuelto a través de una conversación honesta con tu jefe. Al mismo tiempo, hablar no te ayudará si has estado participando en conductas ilegales o poco éticas.

Comunícate

Los problemas sencillos pueden ampliarse al evitar conversaciones difíciles. A veces, lo único que tienes que hacer es preguntar. Aunque podría ser inapropiado preguntarle a tu jefe a quemarropa si vas a ser despedido, a veces este tipo de acción es necesaria. También puedes hacer preguntas más sutiles, como qué puedes hacer para que tu posición sea más útil. Si la empresa está haciendo recortes, sería perfectamente apropiado expresar tu preocupación. Tu jefe probablemente respetará su honestidad, y algunos de tus temores pueden ser despojados o puedes saber de antemano que debes buscar otro trabajo.

Evalúa tus recursos

Echa un vistazo a tus finanzas. ¿Estás viviendo de los pagos de cheque a cheque, o tienes algún tipo de opción construida? Esto te dará una buena idea de cómo podría ser tu escenario de pesadilla. Tal vez muchos de tus temores pueden abordarse mediante la reducción de tus gastos. También tienes la oportunidad de evaluar qué acciones podrían ser necesarias. Si tienes el valor de los fondos ahorrados de un año, por ejemplo, es probable que no tengas que tomar un trabajo de comida rápida sólo porque es la primera cosa que encontraste disponible.

Comienza a tomar medidas

Cuando pierdes tu trabajo, te enfrentas de inmediato un nuevo reto a tiempo completo: buscar un nuevo empleo. Hay una serie de razones para empezar a buscar ahora, en lugar de más tarde. Es más fácil encontrar un trabajo, mientras todavía tienes uno. Y es un buen momento para iniciar la red de contactos porque no hay nada que perder. A partir de este proceso te pondrás en contacto con lo que hay disponible y te ayudará a discernir lo difícil que será la búsqueda de empleo en este punto de tu carrera en el mercado de trabajo actual. Puedes utilizar el tiempo para redactar y actualizar tu currículum y hacer un balance de tus habilidades y logros. Pasar a la acción también puede aliviar el estrés y tal vez abrir oportunidades que no conoces.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/BananaStock/Getty Images