Buenos comentarios para escribir en una evaluación de un empleado

Escrito por Tom Ryan | Traducido por Jaime Alvarez

Al realizar una evaluación de los empleados, los mejores comentarios no son necesariamente los más lisonjeros -este es un momento oportuno para identificar áreas en las que un empleado necesita mejorar. Ya sea complementando el desempeño de un empleado o señalando cosas en las que él necesita trabajar, debes utilizar un lenguaje apropiado y de manera concreta. De lo contrario, tu mensaje puede llegar a ser confuso, y tu empleado puede llegar a sentirse como sin rumbo como antes de que ocurriera la evaluación.

La especificidad de los términos

Los términos específicos y concretos hacen que las evaluaciones de empleados sean más fáciles para que otros las puedan entender. Por ejemplo, al escribir: "buenas habilidades de servicio al cliente", puedes referirte a la velocidad y la eficiencia de tus empleados, las habilidades interpersonales, el comportamiento, los comentarios de los clientes, o todo lo anterior. Si escribes, "La apariencia personal necesita mejorar", por ejemplo, el lector puede confundirse -el problema puede ser tan grave como el empleado yendo a trabajar exhibiendo mala higiene personal o tan simple como el empleado usando corbatas arrugadas. Usar los términos concretos asegura que el empleado y otros directivos sean capaces de entender los detalles de la evaluación de tu empleado.

Complementando el buen rendimiento

Aun cuando se evalúe un empleado "problema", siempre debes tratar de identificar las áreas en las que sobresale y felicitarlo por ello en su revisión. Si la evaluación de tu empleado es muy crítica, puede sentirse desanimado, ofendido o no apreciado, y puede perder la motivación para mejorar. Sin embargo, si el empleado se siente como su buen trabajo es apreciado y recompensado, es más probable que esté motivados a hacer más trabajo bueno para que tu aprobación y la alabanza continúe. Si son prudentes, utiliza comentarios positivos como, "busca activamente oportunidades para mejorar" o "responde a la comunicación de la empresa de forma rápida y eficiente".

Identificar las áreas problemáticas

La evaluación de los empleados es un momento apropiado para abordar los problemas persistentes que tu empleado pueda tener, así que asegúrate de tomar nota de alguna de las áreas problemáticas. Si estás llevando a cabo una revisión de los empleados en persona, dale al empleado la oportunidad de identificar sus propias áreas problemáticas. Si vas a preparar una evaluación escrita, identifica las áreas de mejora potencial delicadamente. Por ejemplo, no escribas "malas habilidades de servicio al cliente", en cambio, escribe: "pierde la paciencia con los clientes". Este es otro ejemplo de por qué es tan importante la especificidad -sin ella, tu empleado puede sentir que está haciendo un trabajo peor de lo que realmente es.

Creando nuevos objetivos

Los buenos comentarios incluyen metas para el futuro -creando nuevas metas en la evaluación del empleado, le das la dirección para mejorar. La evaluación puede sacar a la luz las áreas problemáticas que tu empleado no se dio cuenta que tenía, y el establecimiento de objetivos concretos le ayuda a resolver esos problemas. Por ejemplo, si tu empleado hace caso omiso de la comunicación por correo electrónico, instrúyelo para responder a mensajes de correo electrónico en un plazo de tiempo determinado. Darle dirección a tu empleado le da un lugar para concentrar sus energías en la preparación para la próxima evaluación.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images