Maneras para lidiar con un jefe no solidario

Escrito por Jim Radenhausen | Traducido por Diana I. Almeida

Los deberes laborales, los colegas y la empresa misma condicionan la comodidad o incomodidad de un empleado respecto a su situación laboral. La relación jefe-empleado también desempeña un papel importante, especialmente si el jefe no apoya el éxito profesional y progreso de sus empleados. Si tu jefe no tiene las cualidades que debe tener un líder, movilízate para mejorar la relación problemática con él y así tener éxito en tu trabajo.

Reconoce tu papel

Observa la situación y piensa cómo tus acciones han contribuido al problema con tu jefe. Solicita una reunión informal y pregúntale a tu jefe si puedes hacer algo para mejorar las relaciones o tu trabajo; si te dice que hay un problema contigo o con tu desempeño laboral, pregúntale qué puedes hacer para contar con apoyo. Tu jefe te apoyará si demuestras estar dispuesto a mejorar lo que te señaló.

Expresa tus necesidades

La comunicación es la clave de cualquier relación entre jefe y empleado, especialmente si el empleado quiere contar con el apoyo de su superior. Si te preocupa tu trabajo y tu relación con tu jefe, díselo de una forma calmada y no amenazante. Dile lo que necesitas para realizar mejor tu trabajo; si en un punto no estás de acuerdo con él, coméntale que lo que dice es válido y ofrécele cortésmente una alternativa. Tu jefe tal vez se impresione por tu habilidad para resolver problemas y te brinde el apoyo que buscas.

Comprométete con su éxito

Expresar interés por las metas profesionales de tu jefe puede incrementar la probabilidad de contar con su apoyo. Hazle saber que quieres que tanto él como tú tengan éxito y ayúdalo a lograr sus metas. Solicita reuniones regulares con él para mantenerlo actualizado sobre tu trabajo y habla con él positivamente. Una vez que tu jefe note tu compromiso con su éxito, te valorará más y aumentará su apoyo hacia ti.

Supera las expectativas

El desempeño laboral afecta el nivel de apoyo que el jefe brinda a los empleados. Aunque quieras destacarte y le prometas resultados sin precedentes a tu jefe, tal vez no los logres y seas una decepción; así que no prometas resultados que quizá no consigas. Dile que harás tu mejor esfuerzo y, si es posible, obtendrás mejores resultados. Si haces un mejor trabajo del que tu jefe espera, te harás a notar y quizá te apoye más en el futuro.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images