Cómo llevarse bien con un nuevo jefe o equipo de trabajo

Escrito por Carl Carabelli | Traducido por Alejandra Rojas

Cuando la estructura de una compañía cambie, prepárate para aceptar el nuevo status quo o para seguir adelante. Cuando un nuevo jefe se integra lleva su propio estilo e ideas de manejo. Es lo mismo cuando te unes a un nuevo equipo. Trabajas con diferentes personalidades y metodologías. Trabajar dentro de los confines de tu nuevo ambiente establece el tono para el éxito. Tu relación con el nuevo personal determinará ese paso.

Sé receptivo a ideas y estrategias nuevas llevadas por el nuevo jefe o equipo. Por ejemplo, tu jefe quizá quiera expandir tu área de ventas mientras que tú sientes que es mejor concentrarse en el mercado existente. Trabaja dentro de la nueva estructura por un tiempo antes de considerarlo un fracaso.

Preséntate con el personal nuevo. Trata la introducción como una entrevista de trabajo. Véndele a tu jefe nuevo tus habilidades y talentos. Muéstrale a tu equipo que eres un contribuidor valioso.

Conoce tus expectativas. Reúnete con el jefe o con el equipo con anterioridad para determinar las metas tanto para ti como para la compañía, como una unión. Pregunta si tu jefe espera que tomes nuevos retos como un portafolio grande, viajar o un papel de liderazgo. Conoce tus expectativas para puedas alcanzarlas.

Dale a tu nuevo jefe o equipo algo de espacio. Una vez sepas dónde estás parado evita bombardearlos con sugerencias o ideas. El nuevo personal necesita tiempo para adaptarse de la misma manera que tú necesitas tiempo para adaptarte a ellos.

Mantén el profesionalismo. Llega a tiempo y no te vayas antes del final del día. Vístete con los atuendos adecuados para tu posición. Utiliza un tono serio en la correspondencia verbal y escrita para demostrarle a tu jefe o equipo que tomas el trabajo en serio.

Escucha a tu jefe y miembros del equipo. Se abierto a las criticas constructivas acerca de tu trabajo y ponte dispuesto a proveer ayuda a los otros. Presta atención en las reuniones y otras interacciones para asegurarte de estar claro acerca de las metas de la compañía. Si no entiendes las estrategias del jefe o del equipo pregúntales qué quieren cumplir, así sabrás si todos están en la misma página.

Ofrécete como voluntario para trabajos que vayan más allá de las funciones regulares. Muéstrale a tus compañeros de trabajo y jefe que estás dispuesto a poner esfuerzo extra. Hazles ver que eres un verdadero jugador en equipo.

Consejo

  • Acepta tu situación por lo que es. Incluso si sientes que la alta administración cometió un error con el nuevo jefe o equipo, no será evidente de inmediato. Dale una oportunidad a la nueva situación antes de decidir si fracasará.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images