Cómo establecer metas de equipo

Escrito por Amanda Erickson | Traducido por Martín Emiliano Vergé

Los gerentes efectivos establecen metas para los trabajadores que supervisan. Las metas le dan al equipo una misión: servir como poderosos motivadores, y ayudar a un grupo al cuál mejorar junto con la compañía. Sin embargo, si no estableces tus metas de forma correcta, podrías dejar a tu equipo con una sensación de apatía y desánimo. Enfócate en establecer metas claras y alcanzables que se comuniquen claramente con tu equipo. Trabajen juntos para desarrollar un plan de acción y una línea de tiempo.

Desarrolla tus metas

Establecer las metas adecuadas para tu equipo es la parte mas importante de este proceso. Las metas que establezcas para tu equipo deberían ser específicas y cuantificables, alcanzables y limitadas en tiempo. Las metas específicas ofrecerán a tu equipo una misión clara y mensurable. También tendrán un límite de tiempo, para darle a tu equipo una sensación de urgencia. Por ejemplo, una meta como "incrementar ventas" es demasiado vaga. En vez de eso, tus metas deberían ser una misión específica, como "conseguir tres nuevos clientes en los próximos tres meses". Si es posible, crea metas que ofrezcan una recompensa incorporada para el grupo. Por ejemplo, si estableces metas de venta, arma algún tipo de bonificación por grupo que el equipo pueda compartir. Esto mantendrá a tu equipo motivado y bien encaminado.

Crea un plan de acción para tus metas

Una vez que tengas tus metas en mente, reúne a tu equipo. Remarca tus metas, escribiendo los puntos claves en una pizarra blanca o negra. Define tus términos y explica las metas. Responde las preguntas de tu equipo y escucha cualquier preocupación que tenga. Pregunta a tu equipo si estas metas resultan motivadoras y alcanzables. Refínalas si es necesario. Como equipo, desarrolla una lista de cosas para hacer junto con las metas. A continuación, crea una línea de tiempo que muestre cuándo debe ser alcanzado cada componente de la lista.

Divide tu lista de acciones

Divide el plan de acción entre tu equipo. Pide a cada miembro que escoja las tareas que le entusiasman y que sienta que puede completar correctamente. Intenta dividir el trabajo de forma pareja entre los miembros del equipo. Es aceptable para algunos equipos que ciertos miembros tengan más tareas que otros, siempre y cuando la cantidad de trabajo sea balanceada. Ten cuidado en no dar más tareas a los miembros de las que puedan enfocarse efectivamente.

Revisar las metas

Haz que cada miembro del equipo resalte su papel en el grupo. Como equipo, establece fechas para volver a reunirse y remarcar los progresos. Si es necesario, separa el grupo en pequeños equipos para que todos los que deban trabajar juntos puedan discutir un plan para realizar sus tareas. Luego de tu reunión, escribe tus metas, plan de acción y línea de tiempo en un documento. Incluye la tarea de cada miembro del equipo. Comparte una copia de este documento con todos los involucrados.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images