Cómo solicitar gentilmente que te devuelvan tu trabajo

Escrito por Robert Morello | Traducido por Jane Laury

Si has dejado un trabajo para seguir una nueva oportunidad, ya sea dentro de la misma empresa o en otra parte, es posible que desees estar de vuelta en tu antigua posición. Dependiendo de cómo y por qué dejaste tu trabajo anterior, podría haber una oportunidad para que te lo devuelvan. Comprender cómo acercarte a tu antiguo jefe de una manera amable puede ayudarte.

Revisa las circunstancias que rodearon tu salida del antiguo trabajo para asegurarte de no haber dejado ningún proyecto sin terminar, ira o resentimiento hacia ti. Si diste el aviso correspondiente, conservaste buenas relaciones con tus superiores y te has mantenido en contacto desde que saliste, las posibilidades de encontrarte con una recepción positiva son mucho mejores. Si no es así, puedes tener dificultades para convencer a cualquiera de que se reúna contigo.

Ponte en contacto con tu antiguo jefe por correo electrónico, y explícale que extrañas el trabajo y la empresa o departamento y quieres explorar la posibilidad de regresar a tu empleo. Solicita una reunión para discutirlo más a fondo. La respuesta que recibas te indicará si tu antiguo jefe está receptivo a tus sugerencias o no. Si tu antiguo jefe te contesta inmediatamente y dice que está dispuesto a reunirse, sigue adelante y programa un horario conveniente para él.

Prepárate para contestar una serie de preguntas en la sesión acerca de por qué te fuiste, por qué deberías tener tu antiguo puesto de nuevo y cómo aliviarías cualquier temor que pudieras provocar otra vez. Explícate gentilmente hasta de poseer un error de juicio. No ofrezcas excusas. Permanece humilde, honesto y profesional.

Recuérdale a tu exempleador tus éxitos mientras estuviste en la empresa y tal vez lo más importante, tu habilidad de comenzar de inmediato, sin necesidad de capacitarte o adaptarte. Hazle saber que estás dispuesto a asumir tareas adicionales para demostrar tu compromiso de reunirte con tu equipo.

Consejo

  • Si dejaste tu trabajo en malos términos, haz todo lo posible para salvar la relación con tu antiguo jefe. Ponte en contacto con ella y solicita una reunión informal o una cita para tomar café. Explica por qué te fuiste y discúlpate por cualquier parte del problema que podrías haber causado. Solicita permiso para utilizar a tu jefe como referencia para futuras posiciones y prueba la situación durante tu conversación para ver si el tema de volver a trabajar podría ser una posibilidad.

Advertencia

  • La mejor manera de asegurar un camino claro entre tú y tu antiguo cargo es evitar reacciones explosivas y precipitadas. Salir furioso y renunciar con ira casi te garantiza que no vas a conseguir regresar.

Créditos de las fotos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images