Certificación para soldar bajo el agua

Escrito por Will Charpentier | Traducido por Mariana Groning

La certificación para soldar bajo el agua es parte del entrenamiento de un buzo comercial. Los buzos comerciales hacen reparaciones o modificaciones a estructuras metálicas bajo el agua, como válvulas de agua, el casco de una embarcación o plataformas de petroleo. Aunque el entrenamiento inicial y la certificación básica en soldadura bajo el agua se pueden adquirir en una escuela de buceo, la experiencia en el campo afina las habilidades del buzo.

Cómo funciona

La soldadura bajo el agua es una forma de soldadura de arco en metal, o SMAW (por sus siglas en inglés). En ésta técnica, un electrodo a prueba de agua, cubierto con una gran capa de flujo, se conecta a una fuente de corriente ya sea en la costa o sobre una embarcación. Cuando el buzo sostiene el electrodo cargado sobre el acero, la electricidad de la superficie forma un arco entre el electrodo y el acero, ya que el agua que rodea el acero actúa como una base eléctrica. El flujo del electrodo se vaporiza, formando una burbuja alrededor del arco y el proceso de soldado conforme el acero se va soldando.

Entrenamiento básico

Los buzos comerciales que toman un curso de soldado bajo el agua aprenden los protocolos adecuados para soldar, el equipo necesario, la preparación requerida y las técnicas, la terminología y los tipos y usos de electrodos. Los estudiantes también aprenden acerca de los materiales y los tipos de defectos que afectan el soldado bajo el agua y los métodos para asegurar la calidad del mismo. Finalmente, los estudiantes aprenden a unir placas de metal usando técnicas de soldado estándar.

Examen de certificación

La certificación requiere un examen escrito a cerca de los efectos de la presión, profundidad y calidad tanto de la estructura metálica bajo el agua como todo lo utilizado en el proceso de soldado. Una demostración práctica a por lo menos 99 pies (30,1 m) de profundidad también se requiere. El examen práctico consiste de una soldadura de nivel superior. Se hacen pruebas no destructivas, incluyendo rayos X de la soldadura para evaluar la calidad del soldador.

Después de la certificación

Aunque el buzo ya esté certificado, los propietarios de la compañía que lo contrata le dan un entrenamiento especial acerca del equipo y técnicas que va a utilizar. Durante este periodo, normalmente de tres años, el empleador y los supervisores de los buzos evalúan al buzo comercial. También deciden si el buzo es adecuado para la compañía. Al final del periodo, el buzo queda como calificado y certificado para soldar bajo el agua.

Créditos de las fotos

  • Joe Raedle/Getty Images News/Getty Images