Enfermera de ultrasonido

Escrito por Lisa Carlson | Traducido por María Florencia Lavorato

Con el envejecimiento de la generación del baby boom y el cada vez mayor conocimiento de las enfermedades, es más importante que nunca para poder diagnosticar y tratar con precisión las condiciones médicas. Utilizando ondas sonoras de alta frecuencia, la sonografía de diagnóstico médico o ecografía, es una herramienta de uso común para evaluar y diagnosticar muchas condiciones. Muchas enfermeras recurren a la ecografía como una especialización, lo que puede ser una carrera muy gratificante.

Áreas dentro de la ecografía

La medicina hace uso de la tecnología de ultrasonido para diagnosticar problemas médicos y evaluar las condiciones en varias áreas. Hay seis especialidades: ecografía abdominal, pecho, músculo-esquelético, neurológica , obstétrica y ginecológica. En la ecografía abdominal, se utilizan ondas sonoras para obtener imágenes de las cavidades abdominales de los pacientes y de los órganos cercanos. La ecografía de pecho da imágenes del tejido mamario de un paciente para la detección y seguimiento del cáncer de mama. La ecografía musculo-esquelética muestra los músculos y los ligamentos, y la ecografía neurológica proporciona imágenes del sistema nervioso y del cerebro. Las enfermeras que trabajan con tecnología de ultrasonido en las oficinas de los obstetras permiten a los futuros padres ver a sus hijos por nacer y comprobar el progreso del desarrollo durante el embarazo. La ecografía ginecológica muestra imágenes de los sistemas reproductivos femeninos. Las enfermeras también utilizan el ultrasonido para ayudar en los procedimientos médicos. Por ejemplo, el ultrasonido puede ayudar con la colocación de una línea intravenosa que es difícil de encontrar, así como para evaluar la vejiga de un paciente antes de que se inserte un catéter.

Responsabilidades y educación

Los deberes de una enfermera de ultrasonido incluyen la preparación de pacientes para los procedimientos y la recolección de datos acerca de su historia, el funcionamiento y la preparación de la ecografía o equipos de imágenes, el análisis de las imágenes para asegurar un sonograma a fondo, un análisis preliminar de los resultados para el médico y el seguimiento de los registros del ultrasonido. Las enfermeras que se especializan en ecografías debe tener un título de al menos asociado en enfermería y el registro nacional de enfermería. Además, algunos empleadores pueden requerir que la enfermera posea una formación especializada o certificada en ecografías. Otros empleadores pueden ofrecer capacitación en el puesto para la enfermera especializada en ecografías.

Rango de salario

Según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés), el salario medio anual en 2010 para un ecografista era de US$64.380. El 10 por ciento más bajo ganó US$44.900 o menos, y el 10 por ciento más alto cobró US$88.490 o más. El tipo de práctica también puede determinar el rango de salario. En 2010, el salario promedio en los centros de atención ambulatoria fue de US$69.740. Los técnicos en consultorios médicos ganaron un promedio de US$64.560, mientras que en los hospitales estatales, locales y privadas ganaron 64.440 dólares estadounidenses. Las enfermeras en laboratorios médicos y de diagnóstico ganaron US$62.290.

Perspectivas de empleo

Este campo es uno de muy rápido crecimiento. Según el BLS, se espera que el empleo en el sector crezca un 44 por ciento de 2010 a 2020, una tasa de crecimiento mucho más rápida de lo normal. Debido a la evolución de la tecnología y equipos de ultrasonido, la ecografía se utiliza cada vez más como un sustituto de los procedimientos invasivos o costosos. Además, la población general, liderada por los baby boomers, envejecerá y por lo tanto tendrá mayores necesidades previstas para la ecografía.

Créditos de las fotos

  • Photodisc/Photodisc/Getty Images