10 causas principales de accidentes de trabajo

Escrito por Christina Hamlett | Traducido por Laura Gonzalez

No importa qué tan atento y consciente estés sobre la observación de las normas de seguridad y salud en el trabajo, el potencial de accidentes laborales siempre está presente. Estas lesiones no sólo pueden poner a tus empleados en riesgo de hospitalización, o incluso muerte, sino que también pueden afectar las tasas de seguro, reducir la productividad, aumentar los reclamos de compensaciones de trabajadores y afectar la moral de la empresa. El equipo de vigilancia en todos los niveles es fundamental para mantener un ambiente seguro y prevenir accidentes.

Fatiga

Si alguien es presionado, o se presiona a si mismo, más allá de los límites razonables para gestionar una cierta carga de trabajo, los resultados a menudo son el agotamiento físico y mental. Esto se traduce en un deterioro del juicio, reflejos más lentos para manejar maquinaria o vehículos de motor, un retraso en la respuesta ante situaciones de emergencia y la falta de atención a los detalles e instrucciones.

Estrés

La seguridad en el empleo, las finanzas, temas de salud y la ansiedad acerca de las relaciones personales, todos ellos influyen en la ecuación del estrés. Cuando la mente de un empleado está demasiado distraída por amenazas reales o percibidas, no sólo es más probable que cometa errores que podrían causar lesión, sino que también genera un mayor riesgo de un ataque al corazón, derrame cerebral o hipertensión.

Resbalones

Las cocinas de las oficinas y las salas de descanso son lugares comunes para que se produzcan resbalones debido a la cantidad de líquidos que se derraman y no se limpian. Las superficies de linóleo, madera y azulejos son particularmente peligrosos después de haber sido fregados o encerados. Otra consideración es el tipo de calzado usado por los empleados.

Tropezones

Los productos que se dejan en un corredor de alto tráfico, cables de extensión que no están debidamente sellados y alfombras que se han soltado son todos contribuyentes a tropiezos de los empleados y a veces pueden causar más que más dedos de los pies aplastados. Pasillos y escaleras mal iluminadas son también lugares peligrosos, porque ocultan la capacidad de ver lo que hay debajo de los pies.

Objetos que se caen

Si piezas altas de muebles, tales como estanterías y archivadores no están bien ancladas, un terremoto podría hacer que se muevan hacia adelante y se caigan sus contenidos, poniendo en peligro a los trabajadores cercanos. Las lesiones de trabajo también pueden ser causados ​​por objetos pesados, tales como cajas suministros y de archivo que se apilan en estantes altos y se desplazan hacia el borde cada vez que se vuelven a colocar o se golpea la estructura.

Materiales peligrosos

Ropa de protección, gafas y guantes son obligatorios para los empleados cuyos trabajos los obligan a estar alrededor de materiales peligrosos, productos químicos y desechos tóxicos. Deslices en estas reglas pueden resultar en quemaduras, explosiones, enfermedades respiratorias, ceguera e infecciones cutáneas.

Movimientos repetitivos

El síndrome del túnel carpiano es una ocurrencia común en trabajadores que realizan actividades de movimiento repetitivo que ejercen presión sobre el nervio mediano, causando entumecimiento y dolor en los dedos, las muñecas y las manos. Estenógrafos, operadores de datos y empleados de salones de belleza están en especial riesgo de desarrollar esta condición dolorosa.

Levantamientos

Muchas de las lesiones de espalda y tirones musculares que se producen en el lugar de trabajo son el resultado de levantar algo que es demasiado pesado, no doblar las piernas, no pedir ayuda o tratar de levantar o sostener un objeto pesado encima de los hombros.

Violencia en el trabajo

A pesar de incrementar las medidas de seguridad y limitar el acceso a la oficina a los individuos que tienen una razón legítima para estar allí, siempre hay involucradas víctimas inocentes cuando cónyuges separados, ex empleados descontentos o incluso extraños que desean venganza aparecen con la intención de cometer daño. Los gerentes y trabajadores también deben permanecer sensibles al correo o paquetes sospechosos, amenazas telefónicas y pruebas de cualquier violación de seguridad.

Colisiones

Abrir una puerta o girar una esquina demasiado rápido son los escenarios frecuentes de colisiones no deseadas con compañeros de trabajo. Si bien puede no tener la fuerza suficiente para derribar a otra persona, el potencial de lesión aumenta si hay líquidos calientes, utensilios afilados u objetos pesados ​​implicados. Dejar archivadores abiertos en el camino es tan peligroso tanto al nivel de la espinilla como al nivel de la barbilla, especialmente si un compañero de trabajo no lo ve hasta el punto de impacto.

Referencias

  • "The Practical Safety Guide To Zero Harm: How to Effectively Manage Safety in the Workplace"; Wayne G. Herbertson; 2008
  • "Workplace Safety: A Guide for Small and Midsized Companies"; Dan Hopwood, Steve Thompson; 2006
  • "Falls Aren't Funny: America's Multi-Billion Dollar Slip and Fall Crisis"; Russell Kendzior; 2010

Créditos de las fotos