¿Cuáles son las condiciones de trabajo de un bombero?

Escrito por Jeffrey Joyner | Traducido por Juan Ignacio Ceviño

Ser bombero no es un trabajo fácil. Los bomberos enfrentan rutinariamente riesgos, trabajan en horarios irregulares y deben responder a las llamadas sin importar el clima. Las condiciones exactas de trabajo a las que se enfrenta un bombero pueden variar. Los bomberos municipales tienen diferentes situaciones laborales que los forestales, por ejemplo. Sin embargo, independientemente del tamaño del departamento o de la naturaleza del fuego, todos comparten algunas condiciones de trabajo comunes.

Peligros

Los bomberos se enfrentan a muchos peligros en el desempeño de sus funciones. Los riesgos comienzan cuando un bombero debe responder a una situación de emergencia. En las ciudades, los bomberos a bordo de un camión de bomberos y viajan a toda velocidad a través de las calles. Las inclemencias del tiempo, los peatones distraídos y conductores negligentes plantean riesgos. Los bomberos que saltan en paracaídas desde aviones para combatir incendios en los bosques y otras áreas inaccesibles, están en riesgo cuando saltan. Las estructuras en entornos urbanos, envueltas por incendios pueden colapsar, atrapando a los bomberos, y en el medio rural, un incendio forestal de repente puede cambiar de dirección o rodearlos.

Horas

Las horas de trabajo para los bomberos pueden ser irregulares y la semana de trabajo larga. Según la Bureau of Labor Statistics, la mayoría de los bomberos trabajan aproximadamente 50 horas por semana. La mayoría trabaja durante 24 horas seguidas y, a continuación, reciben 48 o 72 horas fuera de servicio. En algunos departamentos, los bomberos trabajan tres o cuatro días durante 10 horas en el turno de día, y luego trabajan durante 14 horas en el turno de noche durante tres o cuatro días. En caso de emergencia, sin embargo, los bomberos tienen que trabajar horas extras.

Ausencia de casa

Los bomberos municipales suelen pasar sus horas de trabajo en la estación de bomberos. Cuando no responden a una llamada o durante la formación, la estación de bomberos es su hogar. Comen y duermen allí, y no pueden ver a sus familias durante todo el día y horas de la noche en las que están en servicio. Para aquellos que combaten los incendios forestales, las ausencias pueden ser incluso más largas. El U.S. Forest Service informa que los bomberos forestales son asignados normalmente durante 14 días, con extensiones posibles de 21 días.

Estrés físico

Los bomberos deben estar en excelente condición física ya sea que trabajen en un entorno urbano o en una zona de desierto remoto. El equipo de protección personal que deben llevar es pesado. Ellos deben ser capaces de llevar las mangueras y otros equipos que necesitan para hacer su trabajo. Los bomberos son a menudo llamados a rescatar a las víctimas atrapadas en estructuras en combustión que pueden estar inconscientes o lesionados. Deben ser capaces de subir escaleras, arrastrando sus mangueras con ellos. También podrían tener que trabajar en lugares estrechos o incómodos. Deben ser capaces de correr, agacharse, arrodillarse, saltar, girar y doblar.

Estrés mental

Los bomberos se enfrentan habitualmente a situaciones desagradables y potencialmente peligrosas. Además de la lucha contra los incendios, podrían ser enviados a la escena de un accidente automovilístico o en respuesta a una emergencia médica. Incidentes como un accidente con múltiples víctimas mortales, la muerte o lesiones de un miembro del equipo, un desastre natural, y las tensiones diarias de tratar con situaciones potencialmente de vida o muerte pueden tomar un peaje en el bienestar emocional de un bombero. Como parte de su trabajo, a menudo deben proporcionar consuelo a familias que han perdido todas sus pertenencias en un incendio o que están angustiadas por un pariente enfermo o lesionado.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images