¿Qué se considera una amenaza en el lugar de trabajo?

Escrito por Jorina Fontelera | Traducido por Blas Isaguirres

Las amenazas en el lugar de trabajo no son exclusivamente amenazas de violencia. Pueden ser cualquier cosa que podría ser perjudicial para las personas que trabajan allí. Las amenazas pueden originarse en el entorno físico de trabajo y con las personas, incluidos los compañeros de trabajo y clientes. Las amenazas ambientales pueden incluir productos químicos tóxicos y el amianto, mientras que las amenazas de los otros pueden incluir abuso verbal e intimidación.

Violencia en el lugar de trabajo

Según un informe de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de 2010, aproximadamente 2 millones de estadounidenses son víctimas de violencia en el trabajo cada año. La violencia en el trabajo incluye el abuso y las amenazas de asalto físico o daño hablado o escrito. Los explosivos y otras toxinas potencialmente dañinas también plantean una amenaza, aunque del tipo accidental. Los que trabajan principalmente con el público, especialmente los que tratan con dinero, y las personas que trabajan por la noche o temprano en la mañana están en mayor riesgo de sufrir este tipo de amenaza.

Abuso en el lugar de trabajo

Aunque se encuentra en la línea "violencia en el trabajo" en el manual de seguridad y salud de la OSHA, el abuso laboral se diferencia de otros casos de violencia en el trabajo, ya que no es al azar. El abuso laboral son acciones físicas o verbales agresivas repetidas diseñadas para intimidar, herir, controlar o de otro modo poner en peligro el bienestar emocional, mental o físico de una persona.

Amenazas por correo

El correo ha sido utilizado para aterrorizar a la gente desde la década de 1970, cuando los criminales utilizaban el servicio postal para enviar explosivos, y a través de los ataques con ántrax de 2001. Este tipo de terrorismo amenaza a las personas que tienen que manejar el correo y paquetes o que trabajan en un edificio donde se procesan correo y paquetes.

Asbestos y amenazas químicas

Algunas amenazas se originan en el lugar de trabajo el tipo de trabajo o los materiales manipulados. Las personas que trabajan en las industrias de la construcción y el transporte han estado durante mucho tiempo en riesgo de exposición al amianto, un grupo de minerales naturales utilizadas en el aislamiento y otros materiales de construcción debido a su calor y propiedades resistentes a la corrosión. Las fibras de asbesto, al inhalarlo durante un largo período, pueden causar cáncer y otras enfermedades pulmonares. La OSHA altamente regula la utilización del amianto, pero todavía puede amenazar a los trabajadores (incluidos los contratados para eliminar el amianto de los edificios más antiguos). Las fugas de gas y químicos son también amenazas en el lugar de trabajo. Los gases inodoros como el monóxido de carbono son difíciles de detectar, y los que trabajan con productos químicos peligrosos pueden sufrir quemaduras o inhalación de vapores tóxicos. La OSHA tiene pautas para la exposición química aceptable para minimizar el riesgo para estos trabajadores.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images