Los cinco principales tipos de riesgos laborales

Escrito por Chrystal Doucette | Traducido por Frances Criquet

Cuando sepas cómo ocurren las lesiones en los lugares de trabajo, puedes poner en práctica medidas de prevención. Los riesgos más comunes son los productos químicos, incendios, movimientos repetitivos, electricidad y las lesiones relacionadas con las caídas. Mantener la seguridad de los empleados puede asegurar un lugar de trabajo más feliz y productivo. Genera políticas de seguridad que aborden los riesgos específicos de tu sitio de trabajo.

Químicos

Tus empleados pueden estar en riesgo de peligros para la salud si sus puestos de trabajo incluyen la exposición a sustancias químicas. Las sustancias que pueden dañar a tus trabajadores son los humos, gases, líquidos, sólidos, polvos, vapores y corrosivos. Ya sea que tus empleados estén en riesgo de ingerir la sustancia, inhalarla o absorberla a través de la piel, tú tienes la responsabilidad de garantizar que los riesgos se reduzcan al mínimo. Estas clases de peligros pueden estar en cualquier tipo de negocio que manejes, desde la fabricación hasta la venta al detalle.

Fuego

El fuego es un riesgo para tu negocio, sin importar el tipo de empresa que tengas. La División de Prevención de Incendios del Departamento de Bomberos de Seattle estima que se producen entre 70 mil y 80 mil incendios en las empresas de los EE.UU. cada año. Saber dónde están tus extintores de incendios, realizar simulacros e informar a los empleados de las rutas de evacuación de emergencia puede garantizar la seguridad.

Lesiones por uso pepetitivo

Cuando los empleados repiten las mismas acciones durante todo el día, como teclear, estirar masa o lavar las ventanas, están en riesgo de sufrir lesiones por uso repetitivo. Las partes del cuerpo que sufren de uso repetitivo son la espalda, hombros, antebrazos, muñecas y manos. Garantizar pausas adecuadas entre las tareas puede reducir el riesgo de lesiones.

Peligros eléctricos

Las personas que trabajan directamente con la electricidad, incluyendo electricistas e ingenieros, tienen riesgos de lesiones. El personal que trabaja con equipos eléctricos en la oficina también tiene riesgos. Incluso un oficinista haciendo un arreglo con herramientas eléctricas al aire libre puede sufrir una lesión eléctrica durante el mal tiempo. Puedes minimizar el riesgo de lesiones mediante el uso de un solo cable alargador o enchufe múltiple por conexión, manteniendo los líquidos alejados de los equipos eléctricos y realizando exámenes periódicos de seguridad.

Caídas accidentales y objetos que caen

Si tus empleados trabajan a grandes alturas, pueden correr el riesgo de caídas accidentales. En cualquier momento en que haya objetos que se almacenen por encima de la cabeza, existe el riesgo de lesiones causadas por objetos que caen. El uso de equipo de seguridad, incluido un casco de seguridad o arnés, y la instalación de pasamanos o una red de protección puede reducir el riesgo de lesiones. Instruye a los empleados sobre el uso seguro del equipo.

Créditos de las fotos

  • Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images