Tipos básicos de estructura organizativa: formal e informal

Escrito por Traci Schatz | Traducido por Walter F. Stocco

Casi todas las empresas tienen una estructura formal en su lugar, incluso si sólo están débilmente adheridas a ella. La mayoría de las organizaciones tienen una estructura informal. Hay momentos en que la estructura informal entra en conflicto con la estructura formal, por lo que es importante entender las complejidades de ambos tipos. No tener en cuenta la estructura informal no tan importante como la estructura documentada puede significar en la pérdida de oportunidades para tu negocio y para el éxito del negocio personal.

Estructura formal

La estructura formal se refiere principalmente a la relación entre autoridad y subordinados. Un organigrama típico ilustra la estructura formal en el trabajo de una empresa o parte de ella. La organización jerárquica comienza en la parte superior con el líder de más alto rango y luego cae en cascada a los gerentes subordinados y entonces los empleados subordinados por debajo de los gerentes. Hay títulos de trabajo, obligaciones financieras y líneas claras de autoridad de cada cuadro del organigrama.

Estructura informal

Las estructuras informales se desarrollan típicamente en torno a grupos sociales o de proyectos. Dado que las estructuras informales se basan en camaradería a menudo hay una respuesta más inmediata de los individuos. Esto ahorra tiempo y esfuerzo de las personas, por lo que es más fácil trabajar en estas estructuras. Las personas también dependen de la estructura informal si la formal ha dejado de ser efectiva, lo que a menudo sucede a medida que la empresa crece o cambia, pero no revalúa su jerarquía o grupos de trabajo.

Grande vs. pequeño

La mayoría de la gente asocia la estructura formal con las grandes corporaciones. Es cierto que la estructura formal se adhiere más oficialmente en una gran empresa, pero incluso las pequeñas empresas suelen tener una estructura formal. Las organizaciones más pequeñas tienen menos recursos (financieros y humanos), por lo que no están tan preocupadas con la jerarquía como lo están con sólo hacer el trabajo. La mayoría de las personas de una organización pequeña están acostumbradas a hacer muchas tareas, por lo que esta estructura informal se siente natural.

El liderazgo

Las líneas de autoridad son bastante claras en una organización formal, pero se vuelven borrosas cuando se habla de una estructura informal. Una cosa clave a recordar si estás en un papel de liderazgo informal, es que no tienes autoridad directa y tu capacidad para dirigir depende de tu capacidad para ganarte el respeto y la alianza de los demás. Las personas conscientes del liderazgo informal en el trabajo de su empresa pueden utilizar esto como ventaja para lograr más.

Conclusión

Las estructuras formales e informales pueden ser beneficiosas o perjudiciales para una empresa en función de lo bien que se entiendan y utilicen. Las estructuras formales deben ser evaluadas a medida que la organización crece o adquiere nuevas responsabilidades. Tómate el tiempo para entender la estructura informal de tu compañía. A menudo los grupos que se convierten en una entidad informal tienen mucho sentido y son más eficientes y productivos que los grupos formalmente estructurados. Aprovecha esta ventaja y tal vez incluso considera la posibilidad de algunas estructuras informales en un papel más formal.

Créditos de las fotos

  • business image by peter Hires Images from Fotolia.com