Beneficios y desventajas de una estructura organizacional funcional

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Laura De Alba

Las organizaciones pueden elegir de un número de estructuras operativas comunes. Una estructura popular es la organización funcional, donde la compañía se divide en unidades separadas según su papel, tales como contabilidad, publicidad, investigación y desarrollo o distribución. La estructura funcional ofrece un número de ventajas potenciales así como desventajas.

Especialización

Una ventaja de la estructura organizacional funcional es que ofrece un alto nivel de especialización. Cada unidad opera como un tipo de mini-compañía autocontenida cargada con llevar su papel específico. Los empleados regularmente comienzan sus carreras en una posición de nivel de entrada dentro de la función y desarrollan conocimiento especializado mientras avanzan dentro de la jerarquía. Se convierten en expertos dentro de su área funcional, y la unidad y la compañía se benefician de su experiencia y especialización con el tiempo.

Eficiencia y productividad

Un trabajador que es un experto en su área funcional puede realizar tareas con un alto nivel de velocidad y eficiencia, lo que mejora la productividad. Los trabajadores que conocen sus empleos bien pueden actuar con confianza y con una cantidad mínima de errores. Debido a que sus caminos de carrera dentro de la unidad funcional son claros, los empleados pueden estar altamente motivados para avanzar en sus carreras alcanzando el siguiente rango en la escalera, lo que también los hace más productivos.

Falta de trabajo en equipo

Aunque las unidades especializadas dentro de una estructura funcional frecuentemente se desempeñan con un alto nivel de eficiencia, pueden tener dificultades para trabajar bien con otras unidades. Si un proyecto requiere que muchas unidades trabajen juntas, las unidades se vuelven territoriales y poco cooperativas entre ellas. En esencia, cada unidad puede actuar en lo que percibe que son sus mejores intereses en lugar de los de la organización como un todo. Éstas discusiones podrán provocar que los proyectos se salgan de horario.

Control de supervisión difícil

Otra desventaja potencial del estructura de organización funcional es que puede poseer un desafío para los niveles superiores de supervisión para mantener el control mientras la organización se expande. Dado que las organizaciones se hacen más grandes y el manejo superior necesita delegar más responsabilidades de toma de decisiones a cada área funcional, el grado de autonomía también puede incrementar, haciendo que la coordinación de actividades sea más difícil. Si la compañía se expande en nuevas áreas geográficas, mantener el control y manejar las funciones separadas puede ser incluso un desafío más.

Créditos de las fotos

  • Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images