Las diferencias entre las organizaciones horizontal y vertical

Escrito por George N. Root III | Traducido por Enrique Pereira Vivas

La estructura organizacional dentro de una organización aclara las funciones de los empleados, facilita la comunicación y establece una cadena de responsabilidad para ayudar a determinar las fortalezas y debilidades. Antes de determinar si tu estructura organizacional debe estar en posición vertical u horizontal, es necesario entender las diferencias entre los dos marcos. La implementación de una estructura organizacional correcta es crítica para maximizar la productividad del personal.

Definición

Una organización vertical es una que tiene un aspecto de pirámide cuando se dibuja en un papel. En la parte superior está el presidente de la compañía o el director general, y luego cada división se compone de una serie de mandos medios y supervisores que son responsables de los distintos departamentos. Esto se refiere a menudo como una organización "alta". Una estructura horizontal es una sin mandos intermedios donde se le permite a los empleados tomar sus propias decisiones operativas del día a día. Grandes grupos de empleados reportan a menudo a un solo gerente. También se conoce como una organización "plana".

Toma de decisiones

Las estructuras verticales y horizontales tienen formas muy diferentes de toma de decisiones. En una organización vertical, las decisiones vienen de la gestión a través de la jerarquía de los empleados. A los empleados se les da una serie de pautas a seguir y deben trabajar con la jerarquía de gestión para realizar cambios en los deberes del trabajo. Las organizaciones horizontales capacitan a los empleados para tomar las decisiones operativas diarias y alientan a los empleados a consultar con la dirección en las grandes cuestiones. El personal es impulsado por objetivos de producción fijados por la empresa y hay políticas de la empresa que se deben cumplir para las razones de seguridad y las razones legales.

Colaboración

Una organización vertical tiende a estructurarse en términos de colaboración de la dirección y de los empleados. Dado que las decisiones tienen que viajar por todo el organigrama, la colaboración entre empleados y directivos en los procesos de la empresa o las cuestiones suceden en un entorno muy estructurado que incluye reuniones y un monitoreo constante. Debido a que los empleados de una organización horizontal tienen el poder de tomar sus propias decisiones, la colaboración suele ocurrir de manera más orgánica. Los empleados tienen contacto abierto con los demás y están más disponibles para crear soluciones de colaboración.

Comunicación

La estructura rígida de una organización vertical tiende a disminuir la comunicación entre los departamentos y de la gestión de los empleados. La comunicación en una organización horizontal tiende a ser más orgánica y fluye fácilmente a partir de un grupo de trabajo al siguiente.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Photodisc/Getty Images