¿Qué sucede cuando un propietario único muere?

Escrito por Mike Broemmel | Traducido por Natasha González

Aunque el establecimiento de un negocio como una empresa unipersonal es sencillo, los aspectos legales involucrados en la posesión de un único dueño pueden ser complicados, incluyendo la determinación del destino de la empresa en caso de fallecimiento del titular. De acuerdo con la revista Entrepreneur, es común que las empresas individuales pierdan valor después de la muerte de sus propietarios.

Consecuencia

El efecto principal de la muerte de un propietario único es que el negocio no puede continuar en su forma actual. De acuerdo con "Working for Yourself" (Trabaja para ti mismos) de Stephen Fishman, La empresa puede desvanecerse por completo, ser transferida a otro individuo o persona jurídica en virtud de un testamento o vendida a un tercero.

Consideraciones

La preocupación principal de un único propietario es asegurarse de que su familia estará protegida financieramente en caso de su muerte, sobre todo si muere antes de tiempo. Por esta razón, un propietario único deberá incluir una disposición en su testamento para designar a un miembro de la familia para hacerse cargo de las operaciones comerciales o para designar a una persona que se encargará de vender la empresa.

Concepto erróneo

Un error muy común asociado con una empresa unipersonal es que este tipo de negocio tiene una existencia jurídica independiente, como una sociedad de responsabilidad corporativa, asociación o responsabilidad limitada. De hecho, la existencia del único propietario está totalmente vinculada a la persona que creó y dirige la empresa, lo que significa que todos los impuestos y las deudas son responsabilidades del propietario.

Advertencia

Ciertos problemas fiscales pueden surgir cuando un propietario único muere. Por ejemplo, si los activos de la empresa se transfieren a través de un testamento, los impuestos sobre el patrimonio pueden ser importantes. Por lo tanto, la planificación del patrimonio debe incluir hacer frente a un negocio con un único propietario y a los activos de esa empresa.

Experto en asistencia

Prepárate para lo que puede ocurrir con un negocio cuando un único titular muere, lo cual requiere una comprensión de los negocios y de la ley de bienes. Por lo tanto, es prudente contratar a un abogado para ayudar con este tipo de problemas. La American Bar Association ofrece recursos para ayudarte a encontrar la representación adecuada.

Créditos de las fotos

  • Goodshoot/Goodshoot/Getty Images