¿Cuál es la diferencia entre una sociedad y una empresa unipersonal?

Escrito por Christopher Carter | Traducido por Mike Tazenda

    Dos o más individuos deben participar en una sociedad. Las empresas unipersonales son negocios cuya propiedad y operación está a cargo de una sola persona. Las sociedades y las empresas unipersonales son relativamente fáciles de formar porque no se requieren de papeles para ninguna de las dos. Las sociedades y las empresas unipersonales no son entidades separadas de los dueños del negocio.

    Decisiones

    El dueño de una empresa unipersonal toma todas las decisiones relevantes. Él tiene control completo sobre las finanzas y operaciones de la empresa. Los dueños de empresas unipersonales no requieren consultar a nadie a la hora de tomar decisiones de negocios. Todos los socios de una sociedad cuentan a la hora de decidir el uso de recursos de una empresa y otras decisiones de negocio importantes. En las sociedades, los socios son responsables de la toma de decisiones que impactarán en las actividades de la empresa. Esto puede aportar distintos puntos de vista, lo cual puede llevar eventualmente a mejores decisiones de negocios.

    Responsabilidad

    Los dueños de empresas unipersonales y socios de una sociedad tienen una responsabilidad ilimitada ante demandas, obligaciones y deudas. Esto significa que un socio o un propietario puede tener que vender activos personales para saldar las obligaciones económicas de la empresa. En una sociedad, uno de los socios puede ser responsable por el comportamiento negligente del otro. En este escenario, uno de los socios corre el riesgo de perder sus posesiones personales, incluyendo su casa, debido al descuido de otro socio. Cualquier socio puede perder su propiedad si los activos de la empresa no son suficientes para saldar las obligaciones existentes.

    Conflictos

    Los dueños de empresas unipersonales no se topan con conflictos a la hora de tomar decisiones porque no existe una persona con la cual confrontar. Es poco sabio llevar adelante una sociedad sin un acuerdo de sociedad firmado. Este acuerdo puede ayudar a los socios a operar la empresa sin disputas ni conflictos. Sin importar la existencia de este acuerdo, cuando más de una persona lleva adelante un negocio pueden generarse disputas sobre las estrategias a utilizar. Los socios que no se sobreponen a estas diferencias pueden causar daños irreparables a la empresa.

    Adquisición de capital

    Los propietarios de empresas unipersonales hallan difícil la obtención de capital porque el interés del dueño en el negocio no puede ofrecerse a potenciales inversores. En este caso, la empresa se financia con fondos personales, y los activos están basados en la capacidad de endeudamiento. Las sociedades pueden recibir más fondos que una empresa unipersonal porque los socios pueden obtener préstamos personales. Además, las sociedades pueden atraer a inversores al ofrecer dividendos de los resultados.

    Continuidad

    La empresa unipersonal termina automáticamente si el dueño decide vender o si fallece. Las sociedades pueden disolverse automáticamente si uno de los socios muere o decide retirarse del negocio. Sin embargo, una sociedad puede continuar existiendo luego de muerte o retiro, si el acuerdo de sociedad contiene un procedimiento para continuar con la empresa. El acuerdo puede estipular la manera en que la sociedad continuará luego de que uno de los socios se retire, muera o se aleje de la empresa.

    Créditos de las fotos

    • Comstock Images/Comstock/Getty Images