¿Qué cursos necesitas para ser un recepcionista médico?

Escrito por Fred Decker | Traducido por Natalia Navarro

Los recepcionistas son el primer contacto que tienen muchos pacientes con sus proveedores de cuidados, y por tanto tienen la responsabilidad de dar una primera impresión positiva y profesional. Aunque no hay requerimientos de entrenamiento formales para convertirse en recepcionista, el sector de cuidados de la salud en general, y las consultas de doctores específicamente, son el mayor empleador único. Eso significa que suele merecer la pena buscar entrenamiento especializado.

Programas de recepción médica

Los programas de entrenamiento para recepcionistas médicos están disponibles desde un amplio rango de escuelas de comercio y técnicas con y sin ánimo de lucro. La mayoría van desde unos pocos meses a un año en extensión, dependiendo de la intensidad de su curriculum. La mayoría se enfocan en la terminología médica, ética y confidencialidad, el uso de la computadora y la interacción con el paciente. En la graduación, los nuevos recepcionistas deberían tener habilidades adecuadas de proceso del lenguaje y de hojas de cálculo, y comprender el funcionamiento diario de las consultas médicas, así como tener la habilidad de comunicarse claramente con los pacientes y otro personal, verbalmente o por escrito.

El lugar de trabajo

La mayoría de recepcionistas aprenderán muchas de sus labores en el empleo, tanto si han recibido un entrenamiento formal o no. Esto incluye aprender el sistema telefónico de la oficina, dominar cualquier peculiaridad en los sistemas de archivo y el aprendizaje de las personalidades y preferencias de los médicos y de otro personal. Los recepcionistas a menudo serán responsables de una entrada precisa de los datos de facturación como parte de sus tareas. En grandes consultas, el recepcionista puede proporcionar una asistencia significativa al gestor de la oficina. En otras más pequeñas, un recepcionista habilidoso puede convertirse eventualmente en el equivalente de un gestor de oficina, apoyando directamente a los médicos y manteniéndose eficientes y productivos.

Ascenso

Hay varios caminos posibles para el ascenso para un recepcionista médico, variando según el tipo de práctica. Algunos pueden ser ascendidos desde la recepción para ser asistente de personal o asistente administrativo para uno o más médicos, con un correspondiente incremento en la paga y la responsabilidad. Otros pueden trabajar su familiaridad con el sistema sanitario para convertirse en técnicos de registros médicos o en traductores médicos, ambos con mejores pagas. Una tercera opción es seguir el camino de la gestión de oficina, tanto informalmente con la práctica de la experiencia práctica o formalmente, a través de un grado en gestión de servicios de salud.

Perspectiva

La Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics) proyecta que la demanda de recepcionistas crecerá un 24% entre 2010 y 2020, más rápido que la media para todas las ocupaciones. El sistema sanitario justificará mucho ese crecimiento, ya que el crecimiento de la población y la generación del "baby boom" que envejece genera mayores demandas de cuidados médicos. Los que tengan las mejores habilidades informáticas e interpersonales disfrutarán de una ventaja en el mercado laboral.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Lifesize/Getty Images