Los buenos lugares para trabajar con niños

Escrito por Shala Munroe | Traducido por Adriana De Marco

Un puesto en el que trabajes con niños te permite influenciar, como modelo, a la próxima generación de líderes. Para algunos de estos niños, sólo escucharte cambia sus vidas. En algunos trabajos, puedes darles lecciones de vida positivas o ayudarlos a mejorar sus vidas diarias de alguna forma. Llegando a los niños como parte de tu trabajo te mantiene recogiendo recompensas.

Escuelas

La enseñanza no es sólo la única carrera dentro de una escuela que te permite estar con niños. Otras posiciones necesarias dentro de la misma, que hacen que ésta funcione aceitadamente, incluyen los trabajos administrativos, la recepción o las custodias. Los entrenadores les enseñan a los niños sobre la importancia de estar bien físicamente, mientras que los nutricionistas les enseñan cómo hacer elecciones de comidas positivas. Las escuelas siempre necesitan voluntarios, así que puedes encontrar la forma de dar tu tiempo y trabajo a los niños en la medida que seas necesaria.

Hospitales y consultorios pediátricos

La gente que trabaja en los hospitales y en los consultorios médicos generalmente ven a los niños cuando se sienten peor, están enfermos o lesionados. Estos trabajos requieren un alto nivel de compasión y comunicación porque dentro de estas instituciones se tienen que asegurar de que cualquiera que trabaje con pequeños debe saber cómo hablarles a ellos y a sus padres. Los médicos y las enfermeras manejan casi todo el cuidado de los niños en estas circunstancias, pero los técnicos de ultrasonido, las ayudantes de enfermeras o los flebotomistas, también están en contacto y pueden hacer una diferencia en sus vidas.

Servicios sociales

La tarea de los trabajadores sociales es cuidar el bienestar emocional y físico de los niños. Algunos trabajan para las agencias del gobierno, mientras que otros, como los psicólogos, son contratados por las mismas. El trabajo directo con los niños y sus familias ayuda a mejorar las condiciones de sus vidas mientras que el trabajo con el niño solamente es para aconsejarlo o tratar sus problemas emocionales, mentales o de conducta.

Campamentos

Los niños aprenden independencia y habilidades de vida en los campamentos, mientras hacen nuevas amistades y descubren a sus mentores. Como director de un campamento o consejero, puedes convertirte en uno de estos mentores. Algunos campamentos están encaminados solamente a la diversión, mientras que los propósitos de otros son más complejos, como los campamentos médicos que les enseñan a los niños con necesidades especiales a funcionar con más independencia dentro de la sociedad. Los campamentos también se pueden enfocar en tareas específicas, como el fútbol o la cocina. Debido a que los padres de los niños no están allí, tú eres el responsable de su seguridad durante el campamento. La mayoría de ellos funcionan durante el verano, aunque hay algunos que tienen programas todo el año.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock Images/Comstock/Getty Images