Los inconvenientes de convertirse en un bombero

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por Jhonatan Saldarriaga

Los bomberos son empleados por las ciudades para responder ante los incendios y otras emergencias. Estos comúnmente rotan turnos de 24 horas de servicio en la estación de bomberos junto con la respuesta a emergencias. Para convertirte en un bombero, normalmente solo necesitas un diploma de escuela secundaria, completar exitosamente una evaluación escrita, física y de entrevista, y una certificación como técnico en emergencias médicas. El sueldo mediano en el año 2010 era de US$45.250, de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. Sin embargo, cuando estés contemplando seguir este camino profesional altamente respetado, es importante que tengas en cuenta las desventajas.

El estrés

Como un profesional en emergencias, el trabajo de un bombero está inherentemente cargado de presiones. No solamente tienen que lidiar con el estrés de apagar incendios o ayudar durante emergencias, los bomberos de las comunidades más activas son testigos de la destrucción de propiedades, de muertes y heridas. En algunos incendios y emergencias, la respuesta rápida y efectiva de los bomberos puede hacer la diferencia entre la destrucción, o no del hogar de alguna persona o entre la pérdida de las vidas de los individuos, o su supervivencia.

Seguridad personal

Una gran preocupación para los bomberos son los riesgos para su seguridad personal que encuentran diariamente en su línea de trabajo. En casos extremos, los bomberos mueren mientras están tratando de rescatar gente de hogares en llamas o durante emergencias. La inhalación de humo es una preocupación importante. Las quemaduras también son posibles, ya que los bomberos tienen que atravesar edificios en llamas, aunque la indumentaria usualmente es resistente. Las caídas de escaleras o de pisos superiores en edificios con múltiples niveles que se derrumban también contribuyen a las heridas, y muertes de los bomberos.

Horario

El trabajo de bombero no tiene un horario estándar de tiempo completo. La Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. indica que los bomberos a tiempo completo de algunas comunidades trabajan 50 horas a la semana o más. Los turnos de 24 horas también hacen difícil mantener un equilibrio regular entre el trabajo y la familia. Desarrollar un horario consistente para dormir también es un reto, puesto que tendrás largos turnos rotativos y podrías ser solicitado en caso de emergencia a altas horas de la noche, e incluso podrías tener que quedarte en la escena de la emergencia durante toda la madrugada.

Tiempo de inactividad

Si te conviertes en un bombero por la acción y la emoción, podrías quedar decepcionado al descubrir que los bomberos usualmente tienen tiempos de inactividad significativos durante sus turnos regulares en la estación. Durante este tiempo, eres responsable de mantener la estación limpia, organizar y limpiar los equipos, compartir las obligaciones de cocina y otras labores domésticas, y proveer mantenimiento y cuidados básicos.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock Images/Comstock/Getty Images