¿Cuales son las condiciones de trabajo para psiquiatras?

Escrito por Beth Greenwood | Traducido por Marco Jiménez

Los psiquiatras son médicos que se especializan en enfermedades mentales. Ellos diagnostican, tratan e intentan prevenir trastornos mentales o abuso de sustancias. Un psiquiatra pasa cuatro años en la facultad de medicina y al menos cuatro años más en una residencia en psiquiatría. Ellos ordenan pruebas de laboratorio o psicológicas, prescriben medicamentos y usan psicoterapia u otros tratamientos como terapia de luz o una terapia de choque eléctrico. Su salario anual promedio fue de US$174.170 en 2011, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Especialización

Los psiquiatras pueden especializarse en una zona determinada de su campo, como la medicina de la adicción; en un grupo de edad, como los niños o personas mayores; o en un área menos convencional como la psiquiatría forense o legal. Otros pueden optar por realizar investigación psiquiátrica, trabajo en medicina del sueño o convertirse en expertos en una disciplina particular de la psiquiatría como el análisis freudiano. La especialidad puede afectar las condiciones de trabajo, la investigación generalmente se realiza en un laboratorio, mientras que el psicoanálisis puede realizarse en la oficina de un médico privado o en un hospital.

Entornos de trabajo

Los psiquiatras trabajan en muchos entornos de trabajo. Se encuentran en clínicas y hospitales, pero también en tribunales, cárceles, hogares de ancianos, agencias comunitarias, programas de rehabilitación o en cuidados paliativos. Incluso un psiquiatra en la práctica privada puede ver a los pacientes en una sala de emergencia o hacer rondas de hospital. Los psiquiatras pueden ver a pacientes individuales en una sala de tratamiento privada o trabajar con grupos. Los psiquiatras forenses pueden evaluar a los reclusos para las enfermedades mentales, brindar testimonio experto en la corte o trabajar con víctimas de delitos.

Un horario demandante

Los psiquiatras, como la mayoría de los médicos, a menudo trabajan largas horas. Algunos de ellos toman las llamadas de emergencia, que pueden interrumpir sus horarios o requieren que pasen un día entero en el hospital. Tienen que viajar entre una oficina y un hospital. Un psiquiatra clínico pasa mucho tiempo sentado cuando se trabaja con los pacientes, mientras que un psiquiatra en un laboratorio experimental puede pasar largas horas de pie.

Estrés y sufrimiento

Trabajar con personas que tienen enfermedades mentales puede ser muy estresante. Los pacientes pueden exhibir comportamientos temibles o violentos, rabia, gritos o llanto incontrolables. Otros pueden ser extremadamente retraídos y el psiquiatra puede pasar horas con un paciente autista o catatónico sin respuesta alguna a sus intentos terapéuticos. Como la enfermedad física, la enfermedad mental puede causar sufrimiento profundo, y el psiquiatra es testigo del dolor de su paciente. Sin embargo, las combinaciones de medicamentos y terapias adecuadas pueden resultar en una mejoría dramática, también.

Créditos de las fotos

  • George Doyle/Stockbyte/Getty Images