¿Cuál es el papel de una ER en una sala de emergencia?

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por Arcelia Gutiérrez
En los hospitales ocupados, la capacidad de multi-tarea es importante para las enfermeras de la sala de emergencias.

En los hospitales ocupados, la capacidad de multi-tarea es importante para las enfermeras de la sala de emergencias.

ER es una enfermera registrada que ha completado la licenciatura requerida o programa de grado de asociado o de certificación aprobado por el estado en enfermería. Las enfermeras en salas de emergencia trabajan en hospitales y se especializan en tratar pacientes que necesitan cuidado inmediato debido a emergencias médicas. El promedio de paga en 2010 para todas las ER fue de US$64.690 al año, de acuerdo con Bureau of Labor Statistics, aunque las ER en hospitales más grandes algunas veces ganan más.

Ambiente de trabajo

La condiciones de trabajo representan la mayor diferencia entre las ER de la sala de emergencias y las ER de consultorio. Las salas de emergencia trabajan 24 horas al día, los siete días de la semana; las enfermeras rotan por turnos, con algunas horas de trabajo al día, algunas de noche y otros fines de semana. En algunos hospitales, las enfermeras en emergencias trabajan de tres a cuatro turnos de 12 horas a la semana. La atmósfera en una sala de emergencias es comúnmente más intensa de ritmo rápido que en un consultorio médico.

Cuidados iniciales

Las enfermeras de urgencias suelen ser uno de los primeros personales médicos cuando los pacientes están en la sala de emergencias de un hospital. Ayudan a hacer evaluaciones iniciales de los pacientes, tomar la dirección de paramédicos en los signos vitales y síntomas, administrar las necesidades inmediatas y proporcionar orientación sobre dónde enviar el paciente. Una vez que los pacientes son enviados a una sala de operaciones, las enfermeras ayudan a conseguirles una cama, tomar signos vitales y empezar a ofrecer atención básica, según sea necesario.

Asistencia

Las enfermeras de sala de emergencias usualmente toman un rol más activo en asistir a los médicos y cirujanos mientras brindan el tratamiento. El médico puede necesitar ayuda manejando la hemorragia o lesión de un paciente mientras evalúa la situación. En cirugía, las enfermeras ayudan a los médicos a preparar y pasarles herramientas mientras operan; también revisan el equipo que mide los signos vitales del paciente durante el procedimiento y alertan a los médicos de cualquier problema.

Casos extremos

Las enfermeras registradas en sala de emergencia con frecuencia tratan casos más extremos y algunos pacientes más agresivos que las demás enfermeras. Junto con traumas terribles y violentos, algunas veces se involucran en tratar con pacientes borrachos, drogados, traumatizados o que sufren de enfermedad mental severa. Un estudio del Substance Abuse and Mental Health Services Administration (Administración de servicios de salud mental y abuso de sustancias) mostró que los pacientes violentos en hospitales aumentaron de 16.227 a 21.406 del 2006 al 2008. Las enfermeras han presionado por sanciones criminales más fuertes contra los pacientes que les atacan sexual o físicamente durante el tratamiento.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images