Las desventajas de capital de riesgo corporativo

Escrito por Robyn D. Clarke Ngwabi | Traducido por Juan Orduna

Tu puedes iniciar un negocio en el papel, pero se necesita financiación para que sea una realidad operativa. Desafortunadamente, muchas buenas ideas nunca despegan fuera de la tierra debido a la falta de capital inicial. Y muchos de esos negocios que se ponen en marcha, se extinguen antes de tiempo debido a la falta de los recursos financieros. Una forma de evitar cualquiera de estos escenarios es conseguir capital de riesgo corporativo. Este tipo de inversión, que puede infundir cantidades considerables de dinero en tu negocio, no está exento de riesgos graves. Considera cuidadosamente estos riesgos antes de decidirte a optar por este dinero.

Conflicto de intereses comerciales

Obviamente, la empresa es más grande y más influyente que tu negocio recién abierto. Ya que tu los necesitas más de lo que ellos te necesitan a ti, podría plantearse un conflicto de intereses en torno al origen del dinero. En primer lugar, el capitalista de riesgo empresarial está más preocupado por lo que está para él que tu noble misión o visión altruista. No te sorprendas si los intereses del financista parecen eclipsar los tuyos. El capital riesgo no es gratis y tendrás que hacer concesiones con el fin de asegurar grandes cantidades del mismo.

Ofertas lentas y muerte rápida

El tamaño del capital de riesgo corporativo es bueno cuando se trata de la cantidad de dinero que puedes conseguir. Sin embargo, estos financieros pueden ponerse de acuerdo para hacer negocios más lentamente que las empresas tradicionales de capital riesgo. Esto puede ser problemático en un mercado de negocios de gratificación instantánea donde el tiempo a menudo es igual a dinero.

Canibalizar a la competencia

La competencia financiera con un inversor tamaño Goliath puede disuadir a otras fuentes igualmente atractivas de financiamiento de involucrarse contigo. El capital de riesgo puede asustar involuntariamente a otros inversores, en particular a la competencia. Esto puede dañar el desarrollo básico de tu negocio o impedir la venta final de la misma en una subasta.

Los primeros términos a su favor

Los términos del capital de riesgo corporativo pueden ser escritos en piedra al inicio del proceso de negociación para conseguir financiación. Si lo que deseas es a alguien que crea en tu idea tanto como tu lo haces, éstas condiciones pueden no parecer tan malas. ¿Pero qué sucede cuando las cosas realmente se mueven y estás en una mejor posición para aprovechar un poco de tu fuerza recién descubierta? La incapacidad para establecer las condiciones a tu favor potencialmente puede ser el fin para tu empresa.

Créditos de las fotos

  • George Doyle/Stockbyte/Getty Images