Las principales desventajas de las franquicias

Escrito por Bonnie Conrad | Traducido por Natalia Pérez

Si siempre has querido iniciar tu propio negocio, comprar una franquicia es una forma de hacerlo. Pero mientras que abrir un nuevo local de una marca establecida y con renombre a veces puede ser una decisión inteligente, debes ser consciente de las posibles desventajas también. La apertura tiene tanto cosas positivas como negativas.

Reglas rígidas

Cuando operas una franquicia, juegas según las reglas de otra persona. Aunque muchos propietarios primerizos de negocios encuentran tranquilidad en la estructura de una franquicia, otros encuentran frustrante la falta de control local. Como propietario de una franquicia, probablemente tendrás que comprar todos los suministros, desde el papel higiénico en los baños hasta la comida en la cocina, de proveedores aprobados. Esto suele ser así incluso si tú puedes conseguir los mismos artículos por menos dinero en el mercado local. Estas normas rígidas pueden ser un verdadero problema para los empresarios que están acostumbrados a tomar sus propias decisiones.

Costos altos

Dependiendo de la franquicia, puede costar decenas de miles o incluso cientos de miles de dólares sólo al comienzo. En muchos casos, un empresario inteligente será capaz de iniciar un negocio similar por mucho menos. Antes de entrar a una franquicia, vale la pena investigar las alternativas, y poner precio a cada compra que supone comenzar un negocio similar por tu cuenta. Puedes encontrar que puedes llevar a cabo tu propia idea por mucho menos de lo que el dueño de la franquicia te cobra.

Problemas de percepción

Si una noticia daña la percepción de tu marca, tu propia franquicia puede sufrir, a pesar de no tener ningún control sobre el evento. Digamos, por ejemplo, que eres el dueño de una franquicia de comida rápida. Si la infesta de roedores y las condiciones insalubres se encuentran en otro lugar a cientos de kilómetros de distancia, este incidente podría mancillar la reputación de tu tienda, a pesar de que tus pisos estén impecables y los roedores nunca hayan sido un problema. A los ojos de la opinión pública, todos los lugares pueden tener el mismo aspecto, y tu negocio podría sufrir por causas ajenas a ti.

Crecimiento rápido

En algunos casos, una nueva franquicia puede expandirse tan rápidamente que genera demasiadas licencias de franquicia y construye demasiadas sucursales. Aunque el mercado puede ser capaz de apoyar este rápido crecimiento por un tiempo, una vez que el negocio madura, suele ser difícil para el mercado local sostener tantas franquicias individuales dentro de la misma área geográfica. El aumento del nivel de competencia puede hacer que todas las franquicias se vean afectadas, e incluso hacer que algunas quiebren.

Problemas de aprobación

Si eres propietario de un negocio por primera vez, puede resultarte difícil obtener la aprobación de una franquicia con una marca reconocible y un modelo de negocio muy conocido. Esto se debe a que las operaciones de franquicias más grandes tienden a ser más selectivas con quiénes eligen como nuevos operadores, y pueden estar buscando una experiencia en los negocios que tú no tienes. Según Jeff Elgin de la revista "Emprendedores", algunos de los más grandes operadores de franquicias reciben miles de pedidos cada mes, y simplemente no tienen tiempo para trabajar con los operadores que no tienen experiencia previa en el manejo de un negocio.

Créditos de las fotos

  • business colleagues preparing for business meeting image by Vladimir Melnik from Fotolia.com