Etapas en el proceso de empezar un nuevo negocio

Escrito por George N. Root III | Traducido por Pau Epel

Al empezar un nuevo negocio, es bueno que desarrolles tu idea en etapas. Crear un plan exhaustivo con el proceso correcto para empezar un negocio es esential para el éxito de éste, de acuerdo al recurso en línea titulado "Planificador de Pequeños Negocios", de la Administración de Pequeños Negocios. La planificación de un negocio por etapas y en correcto orden permite asegurarte que cubras todo lo fundamental y desarrolles una sólida base para el negocio.

Investigación preliminar

Antes de que empieces a planificar tu negocio, necesitas establecer con prioridad de qué tipo de negocio se trata, de acuerdo al recurso en línea Know-how de Negocios. Elabora una lista de ideas de negocios y luego empieza aplicando preguntas prácticas para determinar qué ideas ofrecen la mejor oportunidad. Investiga tus ideas para establecer si existe demanda para el negocio que tienes en mente, qué obstáculos legales pueden aparecer al empezar, cuánta competición existe y si te sientes cómodo dedicando tus recursos y esfuerzos a este negocio en particular.

Plan de negocios

Una de las etapas iniciales de cualquier negocio es el plan de negocios, según la Administración de Pequeños Negocios. Tu plan de negocio describe el tipo de negocio que vas a iniciar, cuánto capital inicial necesitas, qué tipo de instalaciones necesitarás para alojarlo, cuánto personal necesitas y las proyecciones de ingresos para los primeros tres años. Tu plan de negocios será tu modelo a seguir, sobre cómo quieres construir tu negocio. Este plan te proporciona la orientación acerca de cuánto financiamiento necesitarás y se convierte en el documento a presentar ante los inversionistas interesados en poner el capital que necesitas para empezar.

Financiación

Antes de comenzar, necesitarás tener asegurada la financiación de tu negocio. Sigue tu plan de negocio para determinar cuánto capital inicial necesitas. Antes de hablar con posibles inversionistas o prestadores, establece cuánto de esta inversión inicial puedes colocar por tu cuenta. Una cuenta de ahorros personal puede ofrecer dinero para iniciar. Si todavía tienes un trabajo de tiempo completo, empieza a reducir tus gastos en casa y utiliza estos ahorros en tu negocio. Una vez hayas determinado cuánto puedes aportar de tu bolsillo, empieza a buscar otras fuentes de financiación. Los inversionistas privados como los capitalistas de riesgo van a querer involucrarse en la operación de tu negocio. Es posible que desees considerar tener alguien conocido como socio, en vez de que alguien que no conozcas sea tu socio y se involucre en tu negocio. Un prestador, como un banco o cooperativa de crédito, querrá comprobar cierto tipo de estabilidad en tus finanzas. Puede que tengas que utilizar tu calificación crediticia personal para garantizar la financiación inicial de un prestador.

Créditos de las fotos