Fuentes de financiamiento y sus ventajas y desventajas

Escrito por Rob Jennings J.D. | Traducido por Verónica Sánchez Fang

Ya sea que estés financiando un nuevo negocio o tratando de expandir uno viejo, elegir la fuente adecuada de financiación para tu situación particular puede ser un reto. Si bien lo ideal es poder elegir entre varias opciones, cada fuente de financiación viene con su propio conjunto de ventajas y desventajas. Ninguna opción es mejor que las demás en todos los casos.

Ahorros personales y bienes

Tus ahorros personales y otros activos forman una gran fuente de capital. Debido a que ya los tienen, los costos de adquisición son mínimos, y no tendrás que pagar intereses sobre devoluciones de préstamos bancarios o compartir con los inversionistas. Las desventajas, por supuesto, es que si tomas tus ahorros personales en un negocio, puedes perder todo. Algunos activos, como cuentas de jubilación, están a salvo de los acreedores y los tribunales de quiebra; colocar esos activos en riesgo puede o ser bueno para ti, especialmente si estás cerca de la edad de jubilación y te estás quedando sin tiempo para reconstruir las cuentas agotadas.

Inversiones

Reunir un grupo de inversores puede ayudar a elevar el inicio o expansión de capital para tu negocio sin poner todo el riesgo de una pérdida tú solo. Estos inversores pueden ser socios activos de la empresa, o pueden ser inversores silenciosos que simplemente proporcionen capital y esperen sus rendimientos. La desventaja de llevar a los inversores es que tendrás un cierto elemento de control sobre la sociedad. Incluso si no conservas una participación mayoritaria, necesitas mantener a tus inversores felices. Además, si compartes el riesgo con los demás, también tienes que compartir las ganancias.

Préstamos bacarios

Los bancos privados pueden ser otra buena fuente de financiación. Para las empresas pequeñas, es posible que puedas obtener un préstamo personal o una línea de crédito, para operaciones más grandes, puede que tengas que aprovechar los activos, bienes raíces, equipos grandes o inventario, usando como garantía para asegurar el préstamo. La ventaja de pedir prestado el dinero es que te permite mantener tu dinero en efectivo a la mano para usar como capital de trabajo o para la supervivencia personal durante un periodo de abajo en tu negocio. Además, si el negocio va mal, puedes ser capaz de proteger tus bienes personales más importantes de la declaración de quiebra. Las desventajas son que tendrás que pagar los intereses del préstamo. Por otra parte, los pagos se vencen, independientemente de si el negocio va mal o bien.

Becas gubernamentales y préstamos

La Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos, ofrece varios programas de préstamos y donaciones para ayudar a las compañías de lanzamiento existentes y ayudan a las empresas en expansión, tu estado de origen pueden tener programas similares en una escala más pequeña. Las subvenciones son básicamente dinero gratis, y el gobierno da préstamos garantizados vienen con tasas de interés que están normalmente muy por debajo de lo que puede obtener por su cuenta. Desafortunadamente, ellos vienen con muchos trámites burocráticos y pueden no estar disponibles para cada tipo de negocio. Las cuestiones presupuestarias de un año a otro pueden afectar a la disponibilidad de fondos. Por último, un préstamo garantizado por el gobierno sigue siendo un préstamo, tendrás que devolver el dinero sin importar si el negocio es bueno.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images