Las 10 características del profesionalismo

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Walter F. Stocco

Ser un profesional en el campo que hayas elegido es mucho más que usar un traje y una corbata o la posesión de un título universitario y un notarial. El profesionalismo también tiene que ver con cómo te conduces en tus negocios. Los verdaderos profesionales poseen un número de características importantes que pueden aplicarse a prácticamente a cualquier tipo de negocio.

La apariencia

Un profesional tiene un aspecto aseado. Asegúrate de cumplir o incluso superar los requisitos del código de vestimenta de tu empresa, y presta especial atención a tu apariencia cuando te reúnas con clientes.

La conducta

Tu conducta debe exudar confianza, pero no arrogancia. Se cortés y bien hablado si estás interactuando con clientes, superiores o compañeros de trabajo. Necesitas mantener la calma, incluso en situaciones de tensión.

Confiabilidad

Como profesional, darán por sentado que encontrarás una manera de terminar el trabajo. Responder a las personas rápidamente y dar seguimiento a las promesas de una manera oportuna es también importante, ya que demuestra la confiabilidad.

Capacidad

Los profesionales se esfuerzan por convertirse en expertos en su campo, lo que los diferencia del resto de la manada. Esto puede significar la continuación de tu educación tomando cursos, asistiendo a seminarios y alcanzando las designaciones profesionales relacionadas.

La ética

Profesionales como médicos, abogados y contadores públicos deben cumplir con un estricto código de ética. Incluso si tu empresa o industria no tiene un código escrito, debes mostrar un comportamiento ético en todo momento.

Mantener tu compostura

Un profesional debe mantener la compostura incluso cuando se enfrenta a una situación difícil. Por ejemplo, si un colega o un cliente te trata de una manera beligerante, no debes recurrir al mismo tipo de comportamiento.

Protocolo de teléfono

Tu etiqueta de teléfono es también un componente importante de la conducta profesional. Esto significa identificarte por tu nombre y apellido, empresa, y el título al realizar una llamada. Asegúrate de no dominar la conversación y de escuchar atentamente a la otra parte.

La correspondencia escrita

Durante la correspondencia escrita, mantén tus cartas breves y al grano. Tu tono debe ser amable y formal, sin ser "cargado". Esto también se aplica a la correspondencia de correo electrónico.

Habilidades de organización

Un profesional puede encontrar rápida y fácilmente lo que necesita. Tu área de trabajo debe estar limpia y organizada, y tu maletín debe contener sólo lo que necesitas para tu reunión o presentación.

Responsabilidad

Los profesionales son responsables de sus actos en todo momento. Si cometes un error, hazte cargo de él y trata de corregirlo si es posible. No trates de echar la culpa a un colega. Si tu empresa cometió el error, asume la responsabilidad y trabaja para resolver el problema.

Créditos de las fotos

  • professional image by Leticia Wilson from Fotolia.com