Tres cosas que impresionarán en tu entrevista de trabajo

Escrito por Wendy Lau | Traducido por Carlos Alberto Feruglio

Lograr que tu currículum se note es el primer paso. A partir de ahí, tienes que impresionar a un entrevistador de trabajo para garantizar tu oportunidad de una oferta de trabajo. En la etapa de la entrevista, los empleadores quieren saber si eres tan impresionante en persona como apareces en el papel. Varios factores críticos pueden ayudarte a asegurar que causes la mejor impresión posible. Estos incluyen tu apariencia, tu comunicación no verbal y la verbal.

Apariencia

Vístete para transmitir una actitud profesional y que encaje con la cultura de la empresa. Antes de la entrevista, consigue una idea de la cultura de la empresa a partir de la página web de la compañía, así como de otros sitios de revisión relacionados con el trabajo y la carrera. Por ejemplo, si te estás entrevistando con un banco conservador, asegúrate de que tu traje es abotonado. Para una compañía de Internet cuyo CEO usa pantalones vaqueros todos los días, usa un traje, pero en un estilo más informal. Elige la ropa en colores neutros y presta atención a la preparación.

Comunicación no verbal

Camina con una sonrisa, da un apretón de manos firme y haz contacto visual. Estas son todas las formas de comunicación no verbal que expresa que eres seguro y que estás cómodo, lo que hará que el entrevistador se sienta a gusto hablando contigo. Durante la entrevista, evita sentarte en la parte delantera de la silla o con las piernas frente a la puerta, ya que esto implica que estás buscando salir de la situación. Siéntate con los pies bien puestos a tierra, frente al entrevistador e inclínate un poco hacia adelante para expresar tu interés en la conversación. Toma algunos momentos que inclinarte hacia adelante a fin de implicar más interés adicional en la discusión. Lee las señales no verbales de tu entrevistador y reacciona en consecuencia con tus propias expresiones faciales y el lenguaje corporal.

Comunicación verbal

Prepara respuestas a las preguntas anticipadas antes de la entrevista, ya que la preparación es la clave para el fortalecimiento de tu confianza. Da respuestas directas a las preguntas y evita los "eee", "comos" y "aaah". Habla en un tono y con una velocidad que transmita confianza, ya que hablar en voz demasiado baja o rápidamente puede transmitir que eres débil y nervioso. La conversación concisa y reflexiva va a impresionar a un entrevistador más.

Toques finales

Mantén esa impresión positiva en la mente del entrevistador enviando rápidamente una nota de agradecimiento después de que la entrevista haya terminado. Transmite que valoraste su tiempo y haz referencia a los puntos que discutieron en la reunión. Por último, reitera tu interés en la posición.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images